SEGÚN EL MINISTRO DE DEFENSA

Vínculo de exjefe policial con contrabandistas fue detectado hace meses por los militares


La investigación contra el exjefe policial de Oruro comenzó en octubre de 2018. El ministro de Defensa dice que existían informes de Inteligencia que alertaban el vínculo del coronel Raña con contrabandistas


El uniformado encarará una audiencia de medidas cautelares el próximo martes I Foto: internet.
Escuchar el artículo   Publicidad Pausar Lectura

13/03/2019

Efectivos de Inteligencia de las Fuerzas Armadas (FFAA) detectaron "hace varios meses atrás" los movimientos irregulares de una red integrada por al menos 100 personas que, presuntamente, era liderada por el excomandante departamental de la Policía de Oruro, coronel Rommel Raña, para realizar cobros ilícitos en la frontera y así permitir ingreso de mercadería de contrabando.

"Producto de nuestro sistema de Inteligencia en el lugar y también la contrainteligencia que hemos desplazado, porque es una operación bastante grande la que están llevando las Fuerzas Armadas allá (en Oruro), tenemos pleno conocimiento de lo que está sucediendo y de lo que estaba sucediendo hace varios meses, así que esto es gracias a un trabajo muy profesional que están haciendo nuestras tres fuerzas allá y del comando en jefe, por lo tanto, toda esa información siempre la ponemos a disposición de la justicia", informó el ministro de Defensa, Javier Zavaleta, cuando fue consultado sobre el caso del coronel Raña.

La autoridad no quiso dar mayor detalle sobre el tema alegando que no comentará informes de Inteligencia.



Respecto a los controles al contrabando en la frontera, la autoridad señaló que el Comando Estratégico Operacional (CEO) está mejorando día a día en los operativos que realiza en la frontera para no dejar pasar mercadería ilegal, y por eso ahora es que los contrabandistas recurren a atacar a los uniformados con armas de fuego.

"Creo que nuestras capacidades van mejorando tanto en inteligencia y contrainteligencia, como también en las operaciones que llevamos en el terreno", dijo.

Indicó que sobre el CEO se tiene un sistema de control para detectar si alguno de los efectivos incurre en cobros ilícitos o corrupción. Apuntó que cualquier militar que sea sorprendido en esos actos ilícitos será procesado, dado de baja y enviado a la justicia ordinaria.

Respecto a Raña, el ministro de Gobierno, Carlos Romero admitió que el exjefe policial es investigado desde octubre de 2018 por vinculaciones en cobros ilícitos y favorecimiento a actividades del contrabando.



"Se han iniciado las investigaciones en el mes de octubre-noviembre del año pasado. Se han mencionado que había cobros por los destinos, probablemente que había recaudaciones que se exigían a determinadas unidades policiales y que había favorecimiento y protección a la actividad del contrabando", manifestó.

Romero mencionó que presuntamente existe una red de protección al contrabando en Oruro, de la que formaría parte el excomandante Raña.

El coronel Raña en 2018 era Comandante departamental de la Policía de Oruro. Fue involucrado en cobros ilícitos a efectivos policiales a cambio de destinarlos a puestos de control fronterizos y en diciembre en diciembre fue relevado de forma intempestiva.

Además, el exjefe policial también fue denunciado por liderar una red integrada por policías y particulares que operaban desde enero de 2018 en Oruro, cobraban dineros a choferes de camiones a cambio de facilitarles el tránsito libre con mercadería de contrabando.



 




En esta nota