BOLIVIA

Un papa y un mártir latino, entre los siete a ser canonizados


Se trata del papa Pablo VI y del arzobispo salvadoreño Óscar Romero, asesinado en 1980.También llegará a ser santo Nunzio Sulprizio, fallecido a los 19 años


Religiosos y laicos, con la bandera boliviana, a la espera del acto en Roma. Se espera que la ceremonia empiece a las 4:00 (hora boliviana)
Escuchar el artículo Pausar Lectura

13/10/2018

Entre los siete beatos que el papa Francisco canonizará este domingo se encuentran el arzobispo salvadoreño Óscar Romero y al papa Pablo VI, que condenó la píldora anticonceptiva.

La ceremonia será celebrada este domingo, a las 4:00 (hora boliviana), en la plaza de San Pedro, ante miles de personas y religiosos, entre ellos 7.000 salvadoreños que viajaron para la canonización de Romero (1917-1980), asesinado en 1980 mientras oficiaba una misa.

Por décadas acusado de ser marxista, el nuevo santo latinoamericano será venerado en los altares como un ejemplo para los católicos por su denuncia de las injusticias sociales y la defensa de los derechos humanos.

La canonización de Romero en el Vaticano, donde contó con numerosos enemigos, reivindica también la figura de un obispo que fue perseguido, humillado y amenazado inclusive por la propia curia romana y que el mismo Juan Pablo II poco escuchaba.

“El camino para llegar a ser santo estuvo lleno de dificultades. No era un revolucionario, pero varios cardenales latinoamericanos hicieron de todo para bloquear el proceso porque lo identificaban con la Teología de la Liberación”, dijo Roberto Morozzo Della Rocca, autor de una biografía sobre Mons. Romero. Este domingo, el papa usará el cíngulo con sangre, que pertenecía al religioso salvadoreño y el cual usaba el día de su muerte, así como la casulla que perteneció al papa Pablo VI.

La canonización de Pablo VI, pontífice de 1963 a 1978, figura histórica del Concilio Vaticano II, que modernizó la iglesia y mejoró la mala relación con el judaísmo, premia a un pontífice que pasó a la historia por irritar a conservadores y liberales.

Será el tercer papa que Francisco convierte en santo después de Juan XXIII (1958-1963) y Juan Pablo II (1978-2005). Uno de los milagros atribuidos a él es la salvación de una niña nacida prematura en 2014, a pesar de que los médicos aconsejaron un aborto.

Junto a ellos, serán elevados a los altares los curas italianos Francesco Spinelli y Vincenzo Romano, las religiosas María Caterina Kasper, alemana, y Nazaria Ignacia March, española, además del laico Nunzio Sulprizio. Para llegar a ser santo hay que haber realizado dos milagros, uno para la beatificación (salvo que sea mártir) y otro para la canonización.

Francisco ha canonizado hasta ahora 892 personas, incluyendo los siete del domingo, marcando un récord al ser el papa que más ha proclamado santos en toda la historia.