EN BOLIVIA

Un 18% de adolescentes entre 15 y 19 años ya ha sido madre o está embarazada


Una sexóloga explica que la edad ideal para iniciarse en las relaciones sexuales es después de los 21 años, cuando ya hubo una maduración de las ‘funciones ejecutivas’. Bolivia es el país en la región latinoamericana que presenta más embarazos adolescentes, según el Fondo de Población de las Naciones Unidas


Escuchar el artículo Pausar Lectura

26/09/2018

En Bolivia por cada 1.000 mujeres nacen 88 bebés cuyas madres tienen entre 15 y 19 años. Ese es el primer dato que golpea del informe de Estado de Población Mundial del Fondo de Población de las Naciones Unidas. El informe es propicio hoy que es el Día Mundial de Prevención del embarazo no Planificado en adolescentes.

El segundo dato revela que en Bolivia, un 18% de adolescentes entre 15 y 19 años ya han sido madres o están embarazadas (algunas no llegan a tener al bebé).

En este contexto, Bayer impulsa una campaña con el objetivo de crear conciencia entre los jóvenes sobre las diferentes alternativas anticonceptivas que existen para que ellos puedan tomar decisiones informadas sobre su salud sexual.

Un escenario poco alentador

“El embarazo en adolescentes y jóvenes es el resultado de las limitadas oportunidades para ejercer sus derechos a la educación y a la salud sexual que les permita tomar decisiones informadas y conscientes de las consecuencias. Y estos embarazos a temprana edad pueden tener consecuencias inmediatas y duraderas en la salud, la educación, en aspectos sociales y económicos del adolescente. En general, un embarazo temprano y no planificado altera el curso de toda la vida y el cómo altere la vida de un adolescente dependerá de la edad que se tenga”, concluye un informe del Plan Plurinacional de Prevención de Embarazos en Adolescentes y Jóvenes 2015-2020.

Por si fuera poco, Bolivia no representa un espacio que brinde las mejores oportunidades para que las adolescentes puedan vivir su embarazo en buenas condiciones y puedan continuar con sus estudios y desarrollo integral. Cuando una adolescente se embaraza, muchas veces enfrentan solas el problema, pues ni ella, ni su pareja, ni sus padres así como tampoco los servicios públicos tienen suficientes elementos para abordar la temática y apoyarla.

Peor en el área rural

Los embarazos y la maternidad se registran con mucha mayor frecuencia en adolescentes con bajo nivel educativo y entre las que viven en condiciones de pobreza. Según la Encuesta Nacional de Juventudes de 2008, los municipios con mayores tasas de embarazo en adolescentes son El Alto, que registra un promedio de 83%; Santa Cruz, 71%; Guayaramerín, 76%; Riberalta, 71% y Colcapirhua, 74%. Tres de cada diez adolescentes del grupo más pobre es madre o está embarazada, frente a una de 10 del sector más rico.

Maribel Rovetto de Bayer explicó que este es el tercer año (esta vez fue en la UPSA) que dan estas conferencias de prevención del embarazo con universitarios como parte de sus actividades de responsabilidad social empresarial. “La sorpresa de siempre es que les falta conocimiento sexual por algún tabú, falta de educación en los colegios y en la casa.

Falta de educación

La sorpresa de siempre es que falta conocimiento sexual por tabúes