POLÍTICA

UPEA plantea reformular la ley y comienza a incomodar a otras ‘U’


La marcha que partió desde Patacamaya llegó ayer a la sede de Gobierno. Aseguran que continuarán con su protesta hasta conseguir más recursos 

La marcha de docentes, estudiantes y administrativos de la UPEA llenó las céntricas calles de La Paz
Escuchar el artículo Pausar Lectura

29/06/2018

La Universidad Pública de El Alto (UPEA) sostuvo ayer su protesta en La Paz con la llegada de la marcha de Patacamaya, pero su causa comienza a incomodar a otras casas de estudios superiores. La Universidad Autónoma Gabriel René Moreno (Uagrm) fue la segunda en manifestar su malestar por el pedido de modificar la ley de coparticipación, porque podría afectar sus intereses.

La marcha de la Universidad Pública de El Alto (UPEA) que recorrió el altiplano paceño desde Patacamaya, ingresó al centro de La Paz ayer por la tarde e intentó hacer llegar al Palacio de Gobierno una carta que fue escrita con la sangre que se extrajeron los estudiantes el miércoles. Luego tuvieron un mitin en la plaza San Francisco, en el que definieron seguir con la protesta que exige más presupuesto a través de la modificación de la ley de coparticipación y el esclarecimiento de la muerte del estudiante Jonathan Quispe, muerto luego de un disparo de una canica que le perforó el corazón y un pulmón.

Resolvieron dar plazo de 72 horas para que el Gobierno se siente a ver sus demandas en una mesa de diálogo, caso contrario, después de esta tregua, endurecerán sus protestas. 

El conflicto de la UPEA ya comienza a trascender La Paz y a generar incomodidad a escala nacional, en el ámbito universitario. El rector de la
Universidad Autónoma Gabriel René Moreno, Saúl Rosas, conversó con periodistas y observó la solicitud de la UPEA de modificar la ley que asigna la coparticipación. “Las universidades tienen tres fuentes de ingreso: Los recursos del TGN, el Estado tiene la obligación de subvencionarlas con un monto que se asigna a cada una. La coparticipación que se entiende por distribución en base a número de habitantes que tiene cada departamento y los recursos del IDH”.

Las universidades, según el rector, negocian actualmente un incremento en lo que respecta a los recursos del TGN. “Nosotros pediremos aproximadamente unos Bs 80 a 100 millones. Ya hubo reuniones con los técnicos del Ejecutivo. No permitiremos que se modifique la ley de la coparticipación, porque nos podría afectar. Se debe dar más recursos, pero sin afectar al resto. Tiene que haber unidad”, dijo.

Esta posición es compartida por el rector de la UMSA paceña, Waldo Albarracín, quien en la anterior semana dijo que “en rigor a la verdad nuestro apoyo radica en que la solución del problema no pase por enfrentar a las universidades, sino fundamentalmente para acudir a una fuente real, donde el Gobierno tiene reales posibilidades económicas que son los recursos del TGN”. Agregó que hay que “buscar soluciones reales" y que eso se verá en las negociaciones con las autoridades competentes.

En el pronunciamiento que leyeron ayer, tras la llegada de la marcha, señalaron que la modificación de la ley 195 de coparticipación tributaria no afecta a ninguna universidad del país.

Protesta

La marcha conformada por unas 500 personas arribó el miércoles y pernoctó en la zona de Ventilla. La mañana de ayer siguió por la ruta troncal hasta llegar al polifuncional de la Ceja de El Alto, donde algunos estudiantes procedieron a crucificarse. Los dirigentes reiteraron que el sector está dispuesto a reiniciar el diálogo.

El presidente en ejercicio, Álvaro García Linera, durante una conferencia de prensa en el Palacio de Gobierno, respondió que por supuesto que “puede haber más dinero” para la UPEA. Sin embargo, como condición señaló que mediante una auditoría los dirigentes movilizados debieran demostrar por qué lo quieren.

“No queremos dar dinero para profesores fantasmas, hay denuncias en este sentido. Aparecen en la lista y nunca aparecen. Hay que usar los recursos de buena manera”, subrayó.

Los dirigentes señalaron que la Contraloría está haciendo auditorías lo que garantiza transparencia en el manejo de sus recursos.
Por ello, manifestó que todo lo que la UPEA requiera, por encima de los Bs 690 millones que tiene de presupuesto ya ampliado a través de una ley que se promulgó esta semana, debe someterse al procedimiento mencionado para ver “si se gasta bien. Y si nos demuestran un buen manejo, tras un estudio que tardaría uno o dos meses, entregaremos el dinero”.

Resaltó que las movilizaciones no afectan a los trabajadores. “Los profesores están recibiendo su salario, los administrativos cobraron sus salarios del mes de mayo y ahora lo harán con el que corresponde a junio, pero los alumnos ya llevan casi 60 días sin pasar clases”. Hizo notar también que la Gobernación de La Paz tiene un presupuesto de Bs 400 millones. De 150% a 180% más que los recursos del gobierno departamental”, complementó.



 




En esta nota