SALUD

Tres enfermedades son transmitidas por los roedores en Bolivia


Un experto del Sedes de Santa Cruz explicó que las personas que viven o viajan al campo deben poner en práctica cuidados y limpieza para evitar estas enfermedades


Escuchar el artículo   Publicidad Pausar Lectura

13/07/2019

Transmitido por roedores, el Arenavirus ha provocado la muerte de tres personas en el país y otra se encuentra con diagnóstico reservado. EL DEBER se contactó con el Servicio Departamental de Salud (Sedes) para conocer qué otras enfermedades son transmitidas por los roedores. 

El gerente de Epidemiología del Sedes, Roberto Tórrez explicó que el mayor riesgo se encuentra en las zonas rurales, donde es importante tomar en cuenta medidas de precaución.

El experto señaló que son tres las enfermedades que transmiten estos animales:



El virus Machupo

Provoca la fiebre hemorrágica boliviana que hoy se ha popularizado como Arenavirus. Es transmitida a una persona cuando entra en contacto directo con heces, orina o sangre de los roedores o alimentos infectados. También al inhalar las partículas de orina o saliva que se encuentran en el aire o por la presencia otra persona infectada.

Hantavirus

Su contagio es similar al del virus Machupo. Se produce por el contacto directo de la saliva, orina o excremento de roedores infectados. El portal Medline Plus, señala que pequeñas gotas del virus pueden flotar en el aire y contagiar a los humanos.

Leptospirosis

Los seres humanos generalmente adquieren la leptospirosis por contacto directo con la orina de animales infectados o con un ambiente contaminado por la orina. La transmisión de humano a humano ocurre muy raramente.

Recomendaciones

Desde el SEDES manifestaron que es muy importante mantener alimentos en recipientes herméticamente cerrados para que no sean contaminados por los roedores.



Recomendó a las personas en el campo que descansan en galpones, silos de granos o lugares donde se sospecha la presencia de roedores, rociar el piso con lavandina y realizar la limpieza utilizando guantes y barbijo.

“Quienes deben tener mucho cuidado son las personas que viven en el campo o quienes viajan a estos lugares por trabajo o de paseo”, destacó Roberto Tórrez, gerente de Epidemiología del Sedes.



 




En esta nota