SEGURIDAD

Traficantes de armas poseían munición antiaérea y ‘matapolicía’


Son cinco bolivianos y dos extranjeros. Tenían cuatro revólveres, cuatro pistolas, dos ametralladoras y dos armas largas. El ministro Romero dijo que acopiaban armas para comercializarlas en el mercado negro brasileño

El ministro Romero los presentó en el Comando Departamental de la Policía
Escuchar el artículo Pausar Lectura

17/08/2018

Una banda que se dedicaba a la compra y acopio de armas de fuego ilegales para ser comercializadas en el mercado negro brasileño fue presentada ayer por el ministro de Gobierno, Carlos Romero, quien señaló que la organización estaba liderada por un sujeto con antecedentes en tráfico de armas y que uno de sus proveedores era un militar boliviano en servicio pasivo.

Según la relación de hechos, el cabecilla de la organización, compuesta por cinco bolivianos, un brasileño y un paraguayo, es Marco Antonio P. R., con antecedentes en 2003 y 2009.

El militar es Víctor T. C., quien era encargado de armería cuando estaba en el Ejército y a quien se le secuestró en su domicilio munición antiaérea y calibre 5.7, que son conocidas en la jerga policiaca como ‘bajaaviones’ y ‘matapolicías’ (porque traspasan chalecos antibalas), respectivamente, explicó el subcomandante de la Policía departamental, Igor Echegaray.

El resto de la banda la componen los bolivianos Franz F. T., Diego S. C. y Daniel A. V., además del brasileño Aquilino O. M. y el paraguayo Antonio M. C.

Tráfico de armas

Romero explicó que se viene haciendo un seguimiento mediante trabajo de inteligencia sobre el tráfico de armas, y puso como ejemplo otros hechos como el del asalto a la remesa de Brinks, a Eurochronos y las armas halladas en Palmasola.

“Inicialmente manejamos la hipótesis de que colectaban las armas para perpetrar atracos en nuestra capital; sin embargo, según las investigaciones se ha podido establecer que estaban dirigidas a la comercialización externa por vía de mercados negros ilegales con destino a organizaciones criminales que operan en Brasil”, afirmó.

En total se les secuestró 11 armas: cuatro pistolas, cuatro revólveres, una ametralladora y dos armas largas, aunque se explicó que estaban en poder de más armamento pero que contaba con toda la documentación legal respaldatoria, por lo que no les fue secuestrado.

También se indicó que aún no está establecido cuál era el mecanismo mediante el cual esta banda enviaba el armamento al vecino país y que el curso investigativo continúa para establecer cuáles son los demandantes de esas armas en Brasil.

Este es el armamento y municiones que se encontró a los detenidos

Audiencia cautelar y denuncia

Los siete aprehendidos fueron puestos ayer ante el juez 11avo de instrucción en lo penal, Luis Esteban Loza, luego de que el fiscal Boris Bráñez los imputara por el delito de tráfico de armas.

El juzgador determinó la detención preventiva en la cárcel de Palmasola de los siete imputados.

Durante la audiencia, la defensa de los imputados presentó incidentes pidiendo la nulidad del proceso alegando que se realizaron allanamientos sin orden judicial y sin presencia fiscal. Además, se presentó un video ante el juez en que se mostraba la intervención de agentes armados y encapuchados y después se habría obligado a uno de los imputados a firmar un acta de ingreso voluntario.

 



 




En esta nota