BOLIVIA

TSE habilita más de 3.000 recintos para las primarias


Son ocho binomios habilitados por ese tribunal para participar en las primarias, entre estas la cuestionada candidatura del presidente de Bolivia, Evo Morales, que se postula por cuarta vez. 


Las primarias se realizarán el próximo 27 de enero de 2019.
Escuchar el artículo   Publicidad Pausar Lectura

16/12/2018

El Tribunal Supremo Electoral de Bolivia habilitó más de 3.000 recintos en todo el país para que los militantes de los ocho binomios presidenciales voten en las primarias, previas a las elecciones de 2019, informó este domindo ese órgano electoral. Según un comunicado de ese tribunal se habilitaron 3.751 recintos electorales para las primarias que se realizarán el próximo 27 de enero.

En esta inédita votación los militantes de los partidos políticos elegirán a sus candidatos a presidente y vicepresidente del país, a pesar que cada partido inscribió solo una alternativa de binomio.

También el ente electoral informó que se codificaron 2.360 asientos electorales, entendido como "un lugar o punto geográfico en el que se establece el servicio o facilitaciones físicas y legales para el ejercicio del sufragio" que están compuestos por notarías, recintos y mesas electorales.



Esta votación se dará en medio de la polémica por la detección de militantes inscritos sin su consentimiento en distintos partidos políticos en los listados de militancia exigidos para concurrir a estos comicios. El órgano electoral abrió un proceso para que los ciudadanos puedan anular o renunciar esa militancia.

Son ocho binomios habilitados por ese tribunal para participar en las primarias, entre estas la cuestionada candidatura del presidente de Bolivia, Evo Morales y el vicepresidente Álvaro García Linera que se presentan a las elecciones por cuarta vez.

A raíz de la habilitación del binomio Morales-García Linera por el Movimiento Al Socialismo (MAS) distintos colectivos y plataformas ciudadanas iniciaron marchas y protestas reclamando el respeto a un referéndum que en 2016 le negó a Morales una reforma de la Constitución para que pudiera volver a presentarse en los próximos comicios generales.

Sin embargo, en 2017 el Tribunal Constitucional de Bolivia admitió una demanda del oficialismo y autorizó la candidatura de Morales y García Linera, al entender que prevalece un artículo de la Convención Americana sobre Derechos Humanos, firmada por el país, que concede el derecho a un mandatario a ser elegido sin ese tipo de limitación.    





 




En esta nota