BOLIVIA

Siete de cada 10 chilenos ven asuntos pendientes con Bolivia, pese al fallo


En Bolivia, el agente Eduardo Rodríguez Veltzé aseguró que la CIJ solamente estableció que el vecino país no tiene obligación de negociar, pero advirtió que se abre un camino porque no tocó el Tratado de 1904, que podría ser materia de un arbitraje


El anterior lunes, la desazón se apoderó de la gente en la plaza Murillo (La Paz) tras un fallo desfavorable
Escuchar el artículo   Publicidad Pausar Lectura

08/10/2018

Resulta sorpresivo. Pese a las declaraciones que salieron del Palacio de La Moneda, en Santiago, la última semana, el 74% de los chilenos considera que “aún hay temas pendientes” con Bolivia, según una encuesta de la consultora Cadem que publicó ayer el diario La Tercera, de Chile. De acuerdo con este estudio, el 73% de los chilenos respalda el restablecimiento de relaciones diplomáticas con el país. Pero también es evidente el rechazo al actual presidente boliviano: el 93% opina que Evo Morales “usa el conflicto” y el 70% no cree que acate el fallo. “La lucha sigue”, dijo anoche el presidente, para referirse al resultado, en entrevista con la red ATB.

Y mientras los números en Chile reflejan esas tendencias de la opinión pública, en Bolivia, el agente Eduardo Rodríguez Veltzé asegura que la Corte Internacional de Justicia (CIJ) solo eximió al vecino país de “la obligación de negociar” una salida soberana al Pacífico, pero no tocó el Tratado de 1904, que Chile usó de bandera. Aseguró, por lo tanto, que Bolivia puede llevar el caso a un arbitraje en otra instancia y que el fallo del lunes no fue parcializado, pero sí conservador.

En el sondeo, el excanciller de Michelle Bachelet, Heraldo Muñoz, obtuvo la mejor nota del estudio de opinión (5,8), incluso por encima del presidente Sebastián Piñera (5,4) y del actual canciller chileno, Roberto Ampuero (5,5).

El gobernante chileno subió tres puntos más que la semana pasada. Además, según La Tercera, Piñera puede proyectarse con una aprobación del 50% para fin de año.

Pese a lo lapidario del fallo, el 74% cree que “aún hay temas pendientes” con Bolivia y solo el 22% piensa que “se acabaron”. Una minoría sostiene que Morales “acatará el fallo”: solo el 24%.

Hay respaldo al diálogo. Según la encuesta de Cadem, el 73% apoya que Chile promueva que se restablezcan las relaciones con Bolivia, mientras que el 20% está en desacuerdo con esa idea y un 4% se declara neutral.

El 82% tiene una imagen “negativa o muy negativa” de Morales. Además, el 93% de los consultados cree que Morales “usa el conflicto para mejorar su imagen dentro de Bolivia; el 87%, que “es agresivo en sus dichos” y el 74%, que “ha tenido una política de hostilidad hacia Chile”. ¿Y el Pacto de Bogotá?

Mientras tanto, la esperanza de los bolivianos para retornar al océano Pacífico con soberanía no se frena. Así lo reveló una encuesta que CIESMORI hizo para EL DEBER entre el 4 y 5 de este mes, luego del fallo de la Corte Internacional de Justicia: el 80% cree que todavía hay alternativas, frente solo a un quinto de la población que considera que esta era la última oportunidad.

Rodríguez Veltzé

El agente boliviano señaló que la Corte Internacional de Justicia de La Haya, con la invocación que hizo en su fallo, dejó el camino expedito para negociar con Chile a través de “la diplomacia y la política”.

Advirtió que si algo logró la Corte fue aislar y enfocar estrictamente su fallo en el ámbito de la “obligación de negociar”. Para el expresidente eso es muy importante porque él fue muy puntual y específico y “no ha cerrado ninguna otra posibilidad. No se refirió para nada al Tratado de 1904 ni que Bolivia ya ha perdido definitivamente”.

Complementó que la objeción preliminar resolvió que el Tratado de 1904, del que Chile decía que había resuelto todo, no fue tomado en cuenta. “No es la jurisdicción para resolver los temas de las diferencias de 1904 por temas de temporalidad y las partes mismas señalaron como tribunal competente. Es otro tribunal, es un arbitraje, y la CIJ no oye esos arbitrajes”, dijo. Cuando se le preguntó si esa es una línea que Bolivia puede seguir, respondió: “Puede ser un camino”.

Explicó que el país, al firmar el tratado cedió a perpetuidad su litoral a cambio de compensaciones económicas y un ferrocarril. “Hay que medir bien, nosotros tenemos que ser muy autocríticos sobre lo que podemos pedir o no. No es sencillo, son razonamientos complejos que no estoy en condiciones de abundar”.

Diferendo con Chile

Nueve de cada 10 chilenos creen que Evo Morales usa el conflicto políticamente



 




En esta nota