POLÍTICA

Señalan vínculos políticos de tres aspirantes a fiscal general del Estado


Murillo cree que el fiscal Blanco es candidato de Guerrero y que el ministro Arce ‘apadrina’ la postulación de Lanchipa. El fiscal general llamó ‘mercenario’ al senador de UD y lo desacreditó. Arce dice que son calumnias

De pie y a la izquierda de Evo Morales, Lanchipa fue invitado por el Gobierno a viajar a La Haya en marzo
Escuchar el artículo Pausar Lectura

21/09/2018

Se ha convertido en una disputa descarnada. En la recta final de la selección del nuevo fiscal general del Estado en la Asamblea Legislativa Plurinacional, un proceso que ya se ha caracterizado por las acusaciones de vínculos políticos, el uso de barras y la filtración de antecedentes judiciales de los candidatos, al menos tres de los 36 aspirantes que siguen en carrera son blanco del señalamiento de la oposición por presuntos nexos políticos con ministros del presidente Evo Morales o con el actual fiscal general, Mario Guerrero.

En ese contexto, la bancada de Unidad Demócrata (UD) en el Senado señaló al candidato y fiscal departamental de La Paz, Edwin Blanco, como ficha del titular saliente del Ministerio Público. Guerrero, además de ser responsable de su promoción en el cargo en la Fiscalía de La Paz, lo ha defendido frente a las acusaciones que han surgido contra Blanco por el caso del bebé Alexander, justo en la recta final de la elección del fiscal.

Así lo sostuvo el senador de UD, Arturo Murillo, que además culpa a Blanco de “haber ocultado documentación sobre el supuesto hijo de Evo Morales” para ayudar al presidente en la investigación del caso Gabriela Zapata. EL DEBER buscó ayer a Blanco para conocer su punto de vista, pero el fiscal y candidato no contestó su teléfono.

Quien sí respondió a Murillo fue el fiscal general Guerrero, tras enterarse de que el senador opositor había presentado a la Cámara de Diputados una denuncia formal en su contra por el caso Alexander, luego de que se conoció un audio atribuido a la jueza Patricia Pacajes, donde se señala que el titular del Ministerio Público presionó en las investigaciones para que exista un culpable (el doctor Jhiery Fernández) y para mantener un informe forense pese a ser erróneo.

En un diálogo con EL DEBER Radio, Guerrero dijo que “el senador es un mercenario político que anda insultando, agrediendo a todos. ¿Qué credibilidad puede tener una persona que está ejerciendo la labor de legislador sin tener la libreta de servicio militar, teniendo sentencia condenatoria por falsedad de su libreta?”.

El caso de Lanchipa

A los 36 aspirantes les queda enfrentar las entrevistas para que, a partir de ello, la Comisión Mixta de Justicia Plural seleccione a la terna de candidatos que serán sometidos a votación en la Asamblea Legislativa Plurinacional para elegir al nuevo fiscal general y, por ahora, Juan Lanchipa, presidente del Tribunal Departamental de Justicia de La Paz y extitular de la Dirección de Reivindicación Marítima (Diremar) de la Cancillería, tiene la tercera mejor puntuación (53).

Sobre él, Murillo dijo ayer que “tiene buenas notas y un buen ‘padrino’, un ministro”, para después apuntar al ministro de Justicia y Transparencia Institucional, Héctor Arce. “Todo mundo sabe que es cuñado de Arce”, expresó.

Arce retrucó que Murillo incurre “en una situación calumniosa” y que no tiene “ninguna relación de parentesco, personal, sanguínea, de afinidad, espiritual o de ninguna naturaleza” con Lanchipa o con los demás candidatos a fiscal.

Sobre Pérez, el senador opositor recordó la relación de confianza del exviceministro de Régimen Interior con el ministro de Gobierno, Carlos Romero. Sin embargo, dijo que no cree que tenga chances.