BOLIVIA

Renuncias, disidencias y una inhabilitación afectan al ente electoral


Tras la dimisión de Exeni, el senador Arturo Murillo ve crisis en el TSE y reprocha que no se reemplace suplencias vacantes. El organismo niega crisis y garantiza primarias. Para el MAS, el ente electoral es sólido


Tres vocales del TSE encabezan en Santa Cruz el taller de planificación de las primarias, que cierra hoy
Escuchar el artículo Pausar Lectura

04/10/2018

Un cúmulo de problemas aqueja al Órgano Electoral Plurinacional y algunas de estas complicaciones han empezado a impedir el cumplimiento de algunas de las funciones del Tribunal Supremo Electoral (TSE). Dicho de otro modo: el ‘árbitro’ que deberá llevar adelante las elecciones primarias para las candidaturas a la Presidencia y Vicepresidencia de Bolivia y los comicios generales de 2019 empieza a mostrar ‘grietas’ cuando faltan menos de cuatro meses para la realización de las internas de los partidos políticos y en medio de la presión que tienen los vocales electorales para decidir si habilitan o no la postulación a Evo Morales y Álvaro García Linera.

A la renuncia del vicepresidente del TSE, José Luis Exeni, atribuida el lunes a problemas de salud que lo llevaron a viajar a Europa, ayer se sumó la revelación de que cuatro vocales electorales suplentes presentaron sus renuncias entre 2015 y 2017 y otro de ellos quedó inhabilitado debido a que asumió funciones bajo la administración del presidente Evo Morales.

La vacancia de las cinco vocalías suplentes se reveló a raíz de una carta de tres páginas dirigida al senador de Unidad Nacional (UN), Arturo Murillo, y que fue firmada por la abogada Myriam Glace Obleas Arandia, secretaria de Cámara del TSE.

En dicho documento oficial, la secretaria de Cámara explica a Murillo que Nelly Arista Quispe, Hortencia Orellana Flores, Iván Sergio Kucharsky y Antonio Noel Humboldt Kovacev renunciaron a su cargo de vocales suplentes entre mayo de 2015 y septiembre del año pasado. Asimismo, Santiago Sauciri Martínez cumple funciones en el Ministerio de Relaciones Exteriores, lo que lo “inhabilita” para el TSE, pues, según la Ley del Órgano Electoral, ningún vocal puede ejercer la función pública con excepción de la cátedra universitaria.

En consecuencia, de los seis vocales suplentes que eligió la Asamblea Plurinacional en julio de 2015, solo queda Lidia Iriarte Tórrez.

La secretaria de Cámara del TSE ofreció la explicación a Murillo como respuesta al recurso legal que presentó el senador para habilitar a los vocales suplentes de modo que puedan procesar una denuncia en contra de los titulares.

Murillo acusa a los vocales titulares de “vulnerar el principio de poderes y principio de coordinación” por haberse reunido con Evo Morales en privado en la residencia de San Jorge para hablar del proyecto de elecciones primarias, mucho antes de que la Ley de Organizaciones Políticas fuese sancionada por la Asamblea Plurinacional, según confesó el presidente a EL DEBER en una entrevista.

“Nos dicen que no pueden resolver la denuncia porque es en contra de todos los vocales, los cuales tendrían que pedir licencia y habilitar a sus suplentes. Pero ahora resulta que no hay suplentes. Todos habrían renunciado, salvo una”, reprochó el legislador opositor.

De este modo, la Secretaría de Cámara del TSE explicó a Murillo que no hay condiciones para procesar su acusación en contra de los titulares debido a que se necesita habilitar al menos a cuatro vocales suplentes para exista cuórum en Sala Plena, algo que hoy resulta imposible solo con Iriarte disponible.

“No es habitual que demos una respuesta a las declaraciones del senador”, dijo el vocal Antonio Costas. Pero para Murillo resulta escandaloso que el Órgano Electoral no pueda cumplir con la función que permite revisar y sancionar las actuaciones de los vocales titulares. Así que responsabilizó al vicepresidente Álvaro García Linera, presidente nato del Legislativo, por no haber elegido reemplazantes para las cinco vocalías suplentes acéfalas de manera oportuna, de modo que la institución pueda cumplir todas sus funciones.

Tanto Costas como sus colegas María Eugenia Choque y Dunia Sandóval, que están en Santa Cruz por un taller de planificación para las elecciones primarias, negaron que exista la crisis y, por el contrario, aseguraron que las elecciones del próximo año están garantizadas, independientemente de las marcadas diferencias entre los vocales. Para el diputado del MAS Henrry Cabrera, el Órgano Electoral es un ejemplo de solidez institucional y están dadas las condiciones para las elecciones.

Las disidencias

Sin embargo, para la oposición, la suma de la salida de Exeni, la incapacidad de habilitar una Sala Plena con los vocales suplentes para procesar a los titulares y las disidencias de la presidenta del TSE, Katia Uriona, de Costas y de Sandóval rayan la cancha de un escenario de erosión institucional.

La vocal Quispe admitió que existen “disidencias” entre vocales, pero para ella eso es natural en todo cuerpo colegiado. Ella y Costas defendieron el reglamento aprobado. Esto a pesar de la objeción de este último respecto a su artículo 40, que en las primarias limita la posibilidad de demandar la inhabilitación de los binomios presidenciales solo a los militantes del partido o alianza que hubiese propuesto a los candidatos.

Este artículo fue impugnado por Demócratas. La diputada Eliane Capobianco dijo que la limitación viola el derecho de libre impugnación de candidaturas. Costas dice que esa libertad está garantizada en la fase de inscripción de candidatos presidenciales, en mayo.

EXPLICACIONES

SOBRE LAS IMPUGNACIONES
“En ningún momento se está perdiendo la capacidad de los ciudadanos de impugnar las candidaturas”, sostuvo Costas, ante los cuestionamientos al artículo 40 del reglamento para las primarias que limita a los militantes de partidos políticos a inhabilitar a sus candidatos.

SIN LUGAR A REVISIÓN
La vocal Dunia Sandóval comentó que el tema del reglamento ya fue superado y que el TSE, conjuntamente los tribunales electorales departamentales, organizarán las primarias.