POLÍTICA

Quispe con mordaza: "No me pregunten por ella"


El opositor encontró una creativa forma para protestar. Ayer fue cautelado; se le prohibió hablar de Felipa Huanca, excandidata del MAS que lo acusa por acoso político

El opositor no puede emitir criterios sobre la excandidata del MAS que lo denunció I Foto: internet.
Escuchar el artículo Pausar Lectura

17/05/2018

El diputado opositor, Rafel Quispe, encontró una forma creativa para llamar la atención, se puso una "mordaza" con el emblema "no me pregunten por ella", tras la audiencia judicial en la que se le prohibió hablar de la excandidata del MAS, Felipa Huanca, que lo procesa por acoso político.

Ayer, tras ser aprehendido, trasladado a celdas judiciales y cautelado, el Tribunal Primero Anticorrupción y contra la Violencia hacia la Mujer dictaminó medidas sustitutivas àra el legislador, quien tampoco no puede acercarse a la acusadora.

Conoce más: 

Esta jornada el jefe de la bancada de Unidad Demócrata (UD), Gonzalo Barrientos, advirtió que en el país "a quien denuncia corrupción es aprehendido, es enmanillado", anticipando denunciar nacional e internacionalmente que se vulneró la inviolabilidad personal que les otorga la Carta Magna. 

En marzo de 2014, el opositor denunció que la entonces secretaria Ejecutiva de la Federación de Mujeres Campesinas Bartolina Sisa, de La Paz, era parte de del millonario desfalco al Fondo Indígena. La mujer, en respuesta, le inició un proceso por acoso político. 

Lea también: 

 



 




En esta nota