BOLIVIA

Presidencia ordenó el repliegue de 32 custodios de Evo Morales


El Ministerio de la Presidencia señala que el militar que tenía bajo su mando al subteniente que extravió la medalla presidencial, sin justificar aumentó el número de custodios de la Casa Grande del Pueblo

Son varios lo agentes que brindan seguridad a la nueva infraestructura en La Paz I Foto: APG Noticias.
Escuchar el artículo   Publicidad Pausar Lectura

19/10/2018

El general Alberto Mansilla Pozo, destituido por el extravío de la medalla presidencial, también incrementó de manera "inconsulta" la custodia a la Casa Grande del Pueblo, según comunicó esta jornada el Ministerio de la Presidencia.

La cartera de Estado sacó un comunicado para explicar que se solicitó el repliegue de 32 miembros del Grupo de Seguridad Física, Control y Monitoreo, después que el exjefe de la Casa Militar decidiera de manera "discrecional e injustificada" que se aumente la seguridad en ese espacio.

Esta jornada el matutino Página Siete difundió que "119 militares cuidan a Evo y el nuevo Palacio; denuncian trato diferenciado", aspecto que obligó a ciertas puntualizaciones por parte de la dependencia estatal. 



Sostiene que tres grupos militares brindan seguridad en la Casa Grande, la Casa Militar, la Unidad de Seguridad para Altos Dignatarios de Estado (USDE) y el Grupo de Seguridad Física, Control y Monitoreo. Presidencia se encarga del pago de un bono de compensación para 42 integrantes del primer contingente, mientras que Defensa eroga recursos para los otros dos.

"Los efectivos militares del grupo de Seguridad Física, Control y Monitoreo cumplen un destino como cualquier otro cuando son asignados a la seguridad en la Casa Grande del Pueblo. No pasa lo mismo; sin embargo, con la USDE, por tratarse de la seguridad de dignatarios de Estado, aun así, se evita un trato diferenciado o discriminatorio con el personal militar", explica el pronunciamiento de Presidencia. 

Cabe recordar que el general Alberto Mansilla Pozo fue alejado de su cargo cuando estalló el escándalo del extravío de la medalla presidencial en un burdel de El Alto, cuando estaba en custodia del exteniente Roberto Juan de Dios Ortiz Blanco.



 




En esta nota