ORURO

Policías hallados robando estaño serán dados de baja


Los uniformados que debían evitar el 'juqueo' o robo de mineral fueron descubiertos robando 45 kilos de estaño. El ministro de Defensa confirmó el hecho y dijo que serán derivados a la justicia ordinaria

El ministro de Defensa repudió el accionar de los uniformados
Escuchar el artículo Pausar Lectura

15/05/2018

Los policías B.M.R. y J.M.M., que fueron descubiertos en flagrancia transportando cerca de 45 kilos de estaño en su cuerpo, fueron derivados a la justicia ordinaria, según informó el ministro de Defensa, Javier Zabaleta. Además, el comandante nacional de la Policía, Faustino Mendoza, informó que la institución verde olivo les dará de baja.

Ambos uniformados, fueron detenidos en el puesto de control Patiño, situado en el camino antiguo entre Huanuni y Llallagua, y entregados a los mineros junto al mineral que estaban sustrayendo. Así lo indicó a EL DEBER el secretario general del Sindicato de Trabajadores Mineros de Huanuni Adolfo Villca. 

También puedes leer:

"El personal que brinda seguridad en el centro minero de Huanuni aprehendió a dos personas que vestían en parte el uniforme policial, pero en la requisa estos transportaban de forma irregular mineral de alta pureza", confirmó el ministro de Defensa. 
 
Zavaleta manifestó que los aprehendidos se identificaron como personal policial de seguridad y lamentó que los uniformados estén implicados en ese delito. Los mineros denunciaron que el robo de minerales o 'jukeo', les genera pérdidas entre $us 12 y 24 millones por año.
 
Baja de la Policía
 

El comandante general de la Policía Boliviana, Faustino Mendoza, contactado por la agencia estatal de noticias ABI, informó que esa entidad dará de baja a los dos agentes que el domingo fueron aprehendidos por el robo de más de 45 kilos de estaño de la mina de Huanuni, ubicada a 49,6 km de la ciudad de Oruro.

"Ya se tiene la acusación. Vamos a tener una audiencia donde por la falta grave cometida se los va a dar de baja por la vía administrativa", informó a los periodistas en la ciudad de Cochabamba.

Según Mendoza, la falta cometida por los efectivos está calificada como un atentado contra el patrimonio y la economía del Estado y en contra de la doctrina, además de los principios éticos y morales de la Policía boliviana. Dijo que la baja institucional de los infractores fue definida en una investigación administrativa sumarísima, que se realizó en menos de 48 horas.

"Nosotros no vamos a tapar absolutamente nada. Vamos a ser implacables contra esos malos policías que cometen ese tipo de hechos", sostuvo, según publica ABI.



 




En esta nota