BOLIVIA

Pasa hasta en La Haya: se apagó el micrófono en plena intervención


El presidente de la Corte Internacional de Justicia (CIJ) tuvo que llamar a un cuarto intermedio ante el problema técnico cuando Antonio Remiro Brotons (del equipo de Bolivia) realizaba su intervención

Abdulqawi Ahmed Yusuf tuvo que dar un receso de varios minutos debido a los problemas técnicos
Escuchar el artículo   Publicidad Pausar Lectura

20/03/2018

Cuando habían pasado 15 minutos de la intervención del español Antonio Remiro Brotons, miembro del equipo de Bolivia -considerado el ideólogo de la demanda nacional-, el micrófono se le apagó. Brotons realizaba una intervención firme en la que le había enumerado uno a uno los compromisos de Chile para negociar una salida al mar. Su intervención había comenzado a las 5:02 de Bolivia.

Pero cuando reloj marcaba 5:17 el presidente de la Corte Internacional de Justicia (CIJ), el somalí Abdulqawi Ahmed Yusuf, tuvo que interferir diciendo que el audio se había cortado, que había problemas con el micrófono. Brotons se sorprendió, levantó las manos y esperó a que los técnicos intervengan. Le alcanzaron un micrófono de mano y cuando intentó continuar otra vez fue cortado.

"Los traductores no pueden escucharlo", volvió a decir Abdulqawi Ahmed Yusuf. El profesor Brotons optó por esperar y luego dejó el lugar de exposición porque los jueces -cuando el reloj marcaba las 5:30- abandonaron el lugar pidiendo un cuarto intermedio hasta que se solucionara el inconveniente. La sorpresa fue amplia incluso de los que estaban presentes en el lugar, entre ellos, el presidente Evo Morales.



Luego de una espera de 36 minutos, la exposición del español Brotons se reinició, aunque previo a ello uno de los tribunos le pidió las disculpas de manera personal. Pero no fue el único momento tedioso que se vivió en La Haya, porque luego, en la intervención de la británica Amy Sander (6:35 hb), se tuvo que parar también de sorpresa , porque el audio para la traducción en francés, no llegaba con claridad.

El rostro de Abdulqawi Ahmed Yusuf y del tribuno que estaba a su costado izquierdo eran evidentes. Había desconcierto y un grado de molestia. Aunque a diferencia de Brotons, Amy Sander no tuvo que esperar mucho para volver al 'ruedo'. Se solucionó el inconveniente y continuó su exposición.



 




En esta nota