USTED ELIGE

Partidos completan sus listas al filo y se inscriben entre gallos y medianoche


Siete de las nueve fuerzas llegaron al TSE después de las 23:00. Fuerte apuesta sindical del MAS, CC opta por jóvenes, académicos y clase media. BDN cuida el oriente


Los partidos podrán pedir el voto desde el lunes, pero solo en actos públicos, no a través de medios. Foto: APG NOTICIAS
Escuchar el artículo   Publicidad Pausar Lectura

20/07/2019

Les faltó noche. La mayoría de los partidos que optan por la presidencia usaron hasta los últimos minutos para depurar sus listas y siete de ellos se presentaron después de las 23:00. La demora fue tanta que incluso el Tribunal Supremo Electoral festejó la llegada de Pan-Bol, sobre la medianoche, con un tuit en su perfil. Así comienza la etapa final de las elecciones 2019, y los candidatos podrán pedir el voto ciudadano desde el lunes en actos públicos. Solo el MAS y el MNR no jugaron con el cronómetro. El partido en función de Gobierno se adelantó a todos y evitó embotellamientos al entregar sus listas a las 13:30.

El propio presidente Evo Morales las llevó hasta la casona de la Plaza Abaroa, en La Paz y pidió a su militancia, en algunos casos molesta por ver a sus dirigentes en ella, que consideren que era imposible complacer a todos y que habrá espacios en las asambleas departamentales. El segundo fue Virginio Lema, del MNR, que llegó sobre las 21:00, con la convicción de que ganará las elecciones y una lista de postulantes que mezcla lo que queda de un partido que una vez fue hegemónico en Bolivia, con nombres propuestos que le llegaron a Lema por WhastApp.

Hubo que esperar hasta las 23:00 para ver aparecer a Félix Patzi con las listas del Movimiento del Tercer Sistema (MST) y su apuesta por un programa que gira en recuperar la libertad, la soberanía y la autodeterminación. De ahí en más, los que optan por sacar a Morales de la Casa Grande del Pueblo, fluyeron.



Víctor Hugo Cárdenas, de UCS, dijo que su desafío es reconstruir Bolivia y vivir en armonía; Óscar Ortiz, de Bolivia Dice No (BDN), reivindicó la vigencia del proyecto que encabeza y aseguró que sus alianzas siguen intactas (Edwin Rodríguez, su acompa- ñante de fórmula, renunció hace días); Paola Barriga, postulante a la vicepresidencia por el Partido Demócrata Cristiano (PDC), anunció que no habían presentado la documentación de Jaime Paz con la intención de que quede inhabilitado. Sin embargo, en el calendario electoral, la noche del 19 estaba marcada para la presentación de senadores y diputados. Los binomios estaban ‘precargados’ en el sistema.

Las apuestas

Pese a haber ‘madrugado’, las listas del Movimiento Al Socialismo fueron una incógnita hasta bien entrada la noche. El silencio impuesto por el partido el día anterior hizo que nadie quisiera soltar nombres. Cuando se la conoció, quedaron al descubierto sus apuestas.

Por ejemplo, en Santa Cruz, luego de buscar a una politóloga y a un líder empresarial para la primera senaduría, terminaron inscribiendo a una exmiss, María Cristina Montes. Adriana Salvatierra va como diputada plurinominal y el Flaco Borda como segundo senador.



El dirigente local de la Central Obrera es una tónica en toda la lista oficialista, que repite dirigentes obreros al menos en Tarija, Cochabamba y Oruro. Destaca su apuesta en La Paz, donde acumula muchas figuras alteñas, mientras que Comunidad Ciudadana apuesta más por personajes de clase media, reforzados por Paulino Guarachi, un antiguo dirigente campesino.

El partido de Carlos Mesa tiene en sus listas del resto del país una mezcla de académicos, como Jorge Komadina (Cochabamba) o Luis Fernando Ortiz (Santa Cruz), con gente joven de plataformas, como Luisa Nayar, Beto Astorga o Luciana Campero. Destaca entre sus listas cruceñas una dirigente guaraní de 18 años, Isanday Guillermo y el rescatista Runny Callaú.

En BDN, sus fortalezas aparecen en el oriente. En Santa Cruz y Beni es donde mejor estructura tiene y donde ha puesto a las figuras de Demócratas con mayor trayectoria. Sin embargo, también ha apostado por el diputado Wilson Santamaría, en La Paz, y el dirigente indígena Paulino Condori, en Oruro.

En UCS, la apuesta está repartida en dos flancos visibles: el voto cristiano y el más conservador. Así, los activistas más aguerridos del 21-F aparecen en sus listas de candidatos uninominales, como Anelín Suárez, de Las Calles Bolivia. En PDC, aún sin aspirante a la presidencia, aparecen dirigentes indígenas como Lázaro Tacoó, Víctor Hugo Velasco o exmasistas como Primitivo Montaño.

La farándula también se coló en las listas, al menos en Santa Cruz, Beni y Pando, donde el MAS, Comunidad Ciudadana y Bolivia Dice No acomodaron misses y participantes de reality shows en sus listas de titulares y suplentes.





 




En esta nota