POLÍTICA

Oposición ve al MAS en caída y pide a Evo que respete el 21-F


Tres líderes opositores creen que el masismo se cae y que Evo Morales armó su mensaje con cifras irreales. El MAS pide a la oposición presentar propuestas. 

Rubén Costas, uno de los líderes de oposición, criticó la gestión de Evo Morales. Los opositores buscan el respeto del referendo del 21-F
Escuchar el artículo Pausar Lectura

23/01/2018

No hay nada que resalten. Líderes  de la oposición dejaron a un lado el informe-mensaje de Evo Morales y se concentraron en criticar la supervivencia del Movimiento Al Socialismo (MAS), partido al que ven en caída. El bloque opositor, además, pidió al mandatario respeto a los resultados del 21 de febrero de 2016, algo que Morales ni se refirió. El oficialismo ve una oposición sin ideas ni propuestas.    

Estuvieron atentos al mensaje de Evo, pero lo hicieron a un lado. Rubén Costas, gobernador de Santa Cruz; Samuel Doria Medina, jefe de Unidad Nacional (UN); y Jorge Quiroga, líder del Partido Demócrata Cristiano (PDC), ven al MAS en caída y quieren que Morales deje el poder en 2019. 
“Hoy volvimos a constatar que el Movimiento al Socialismo es un proyecto deslegitimado y en profundo agotamiento porque desaprovecharon la bonanza de los altos precios internacionales y no tienen alternativa a la crisis”, destacó Costas, quien dijo que las cifras que mostró Evo no están de acorde a la realidad. 

“No vimos números reales, pues en 12 años de gestión han administrado 240 mil millones de dólares y a pesar de esa bonanza, Bolivia tiene a más de 2 millones de compatriotas en extrema pobreza (...) El agotamiento del proyecto gubernamental se expresa en números forzados que pintan un país distinto al que ven los ciudadanos, las prioridades olvidadas de gestión y una corrupción desbordante.”, remarcó el gobernador y líder del Movimiento Social Demócrata (MDS).

El concepto que tiene Doria Medina es similar. El empresario opositor ve “debilitamiento” en el proyecto oficialista y no sacó virtudes del mensaje que emitió el jefe de Estado. “Evo concluyó se mensaje, como se preveía, fue más de lo mismo con variación de cifras, antes y ahora; para él todo va bien, la realidad lo desmiente”, dijo. 

El jefe de UN, además, señaló que en 12 años el gobierno de Evo Morales se aplazó porque  no ha logrado concretar la industrialización. Acotó que el MAS carece “absolutamente” de credibilidad y manifestó que “hoy nadie le cree al presidente Evo Morales”. 

Por estos motivos, afirmó que su propuesta es que el mandatario debe terminar “esta gestión e irse del gobierno. Un nuevo gobierno es la única solución que le veo. Se debe respetar el voto del 21 de febrero de 2016”, expresó.

Lo dice Tuto

Jorge Quiroga también enfocó su percepción en el referendo de 2016, que negó a Evo Morales una cuarta repostulación consecutiva. El
opositor dijo que Morales “perdió tiempo” en su mensaje a la nación lanzando “cifras mentirosas” y dijo que el mandatario debió aprovechar la oportunidad para descartar su intención de candidatear en 2019.  

“Hay una desconexión con la realidad política. Cumple la Constitución al emitir su mensaje, pero no cumple con lo jurídico al intentar perpetuarse en el poder (...) Evo sigue intentando violar la Constitución y no respeta el voto del 21 de febrero de 2016”, detalló Quiroga, tras escuchar el discurso del presidente. 

En el oficialismo las críticas a los tres opositores no se esperaron. La senadora Adriana Salvatierra (MAS) cuestionó la posición que asumieron los políticos y los acusó de no tener propuestas de visión de país.

“La oposición trata de desmerecer cualquier logro del proceso de cambio. No lo decimos nosotros, lo dicen los organismos internacionales, lo dice el Fondo Monetario Internacional (FMI), el Banco Mundial y Naciones Unidas, son logros reconocidos por estas instituciones y por eso la oposición solo se limita a criticar y no propone absolutamente nada”, respondió Salvatierra.

Los opositores anunciaron que se sumarán a los pedidos ciudadanos de respeto al 21F. Además, Quiroga cuestionó que Evo haya anunciado el pago del segundo aguinaldo para este año. “Eso es desesperación, es una medida de campaña”, remarcó.   



 




En esta nota