POLÍTICA

Nuevo fiscal general tendrá en sus manos juicios a expresidentes


Gustavo Pedraza, exministro de Carlos de Mesa, cree que el próximo fiscal obedecerá el mandato del partido que lo elegirá. La Asamblea Plurinacional espera a los postulantes


El expresidente Carlos de Mesa es el mejor candidato opositor y está en la mira del oficialismo
Escuchar el artículo Pausar Lectura

11/08/2018

Si se observan los plazos, el nuevo fiscal general del Estado, que será designado hasta el 23 de octubre y que tendrá un mandato de seis años (2018-2024), tendrá a su cargo los juicios de responsabilidades propuestos por el Gobierno del MAS en contra de los expresidentes de Bolivia, Jorge Tuto Quiroga y Carlos de Mesa. Y pese a que el vicepresidente Álvaro García Linera, líder nato de la Asamblea Plurinacional, anunció el congelamiento del juicio en contra De Mesa hasta la próxima legislatura (2020-2025), no existe impedimento legal que evite que el ‘vice’ cambie de opinión y se reactive el proceso antes.

Dado que el también vocero de la causa marítima es el político opositor mejor posicionado en las encuestas de intención de voto, a casi un año de las elecciones de 2019, el entorno de Carlos de Mesa cree que el próximo representante del Ministerio Público actuará en contra del expresidente por mandato del partido de Evo Morales.

“La misma preocupación que se tenía antes es la que se tendrá con el próximo fiscal general porque la autoridad, elegida por los 2/3 del MAS en el Congreso, va a asumir un mandato que viene de la organización del partido que administra el poder y que lo elegirá; no hay por qué tener esperanza de que vaya a cambiar en el futuro la decisión que ya tomó el partido: instrumentalizar políticamente las instituciones”, dijo el exministro de De Mesa, Gustavo Pedraza.

Pero también aseguró que si el MAS pierde las elecciones de 2019, los cambios en las instituciones de la justicia, por ejemplo, en la Fiscalía o en el Tribunal Supremo de Justicia, deberían ser dinámicos y muy naturales porque no existiría un partido con capacidad para sostener a fiscales o tribunos con serias observaciones de transparencia.

A su turno, el expresidente Jaime Paz Zamora afirmó que hoy no existen condiciones para que la elección de un nuevo fiscal devuelva la institucionalidad al Ministerio Público y, en ese marco, dijo que la preocupación debería ser de todos los ciudadanos y no solo los que pueden postularse.

En ese marco, indicó que está preocupado por cómo se puede conducir el futuro Ministerio Público, pero que está más preocupado por todo lo que sucede en el país con el desprecio por la institucionalidad y que costó construir en base a acuerdos políticos del pasado.

En esa misma línea, el también expresidente Jorge Tuto Quiroga aseguró que el nuevo proceso de elección y designación del nuevo fiscal general no cambiará la situación de persecución a la que están sometidos las exautoridades y los dirigentes del propio partido de Gobierno.

Dijo que todas estas maniobras del Gobierno tienen el objetivo de “perpetuar a Evo Morales” y afirmó que el fallo del anterior Tribunal Constitucional Plurinacional y la elección de las nuevas autoridades apuntaban a la misma estrategia que aplicó el gobierno de Nicaragua para favorecer a Daniel Ortega.

Recordó que de ese modo operó el MAS en las distintas entidades y mencionó los casos de la elección de los vocales electorales; el Defensor del Pueblo; el Contralor del Estado; los presidentes de las distintas entidades descentralizadas y terminó con la última elección judicial. “Eso demuestra un total desprecio por la meritocracia y siempre se impone la dedocracia”.

Pero el diputado Wilson Santamaría, afirmó que por los tiempos y plazos que existen no sería posible inhabilitar al expresidente Carlos de Mesa, incluso si mañana se aprueba el juicio de responsabilidades y el Tribunal Supremo de Justicia inicia el proceso.

Explicó que en materia penal existen plazos y recursos que aplican los acusadores y acusados y por tanto no alcanzaría una sentencia y dijo que para que el expresidente quede sin chances debe ser una sentencia ejecutoriada, de lo contrario ningún candidato puede quedar marginado y citó el caso del exprefecto de Pando Leopoldo Fernández, que fue candidato desde la cárcel de San Pedro.

La semana pasada, el mismo presidente del Senado, José Alberto Gonzales, admitió que no existen los plazos para que el expresidente sea procesado, asimismo, recordó que en el Órgano Legislativo hay un trámite que se debe cumplir y que en este momento existen juicios de responsabilidades pendientes de tratamiento y que se aplicará la regla de prelación.

En la Comisión

Mientras, el registro de postulantes para candidatos a fiscal no recibió hasta el momento ninguna postulación y el presidente del Senado dijo que como en anteriores ocasiones, los primeros días no se presentan candidatos, pero dijo que ya consultaron a las cinco entidades que deben emitir certificaciones si hay interesados.

Afirmó que solicitaron la atención prioritaria a los candidatos en los ministerios de Defensa y de Justicia; asimismo el Tribunal Supremo Electoral; el Consejo de la Magistratura y Contraloría, que deben emitir las certificaciones para el cumplimiento de los requisitos comunes.