CONSAGRACIÓN

Nuevo cardenal recibe el apoyo de Evo y mensaje del 21F llega al Vaticano


Las diferencias por la repostulación presidencial cruzó fronteras hasta el Vaticano, donde se desarrolló la ceremonia de investidura del tercer purpurado de Bolivia junto a otros 13 purpurados, que fue celebrada por el papa Francisco. En el país continuaron las manifestaciones

El cardenal en un abrazo fraterno con el presidente Evo Morales, durante la ceremonia donde recibió las insignias cardenalicias de manos de Francisco
Escuchar el artículo Pausar Lectura

29/06/2018

Las voces opositoras de Bolivia ayer se hicieron sentir en el Vaticano, a propósito de la ceremonia de la investidura del cardenal Toribio Ticona Porco. 

El nuevo purpurado recibió el abrazo del presidente Evo Morales, que se trasladó con una comitiva gubernamental para acompañarlo, pero también estrechó las manos de un  grupo de activistas que al término de la ceremonia se dio modos para  acercarse vistiendo la polera con el mensaje: Bolivia votó No 21-F.

Esta situación provocó un impase que volvió a sacar a flote la división que genera la repostulación presidencial.

 

La boliviana residente Jacqueline Olmos Roca en su cuenta de Facebook, desde las calles de Roma relató lo que hicieron. “Donde esté un masista, habrá un activista”, enfatizó.

Olmos contó que la representación de la Embajada ante la Santa Sede las señaló de hacer política dentro del Vaticano, y llamó a la gendarmería que al final no encontró motivo alguno para retenerlas. “Lo que dijimos es que se respete nuestro voto, que se respete la voluntad del soberano”, remarcó mostrando que en la polera no había ningún insulto. “El show se lo robamos, porque cuando Evo Morales me vio, me saqué la mochila y decía: Bolivia dijo no, mi voto se respeta; eso no se lo saca esta noche ni con lavandina el señor”, añadió. 

También insistió que son un movimiento pacífico que nadie les paga. “Nos han quitado tanto, que hasta el miedo nos quitaron a los bolivianos, y no nos van a enfrentar, porque todos estamos unidos contra esta dictadura”, dijo. 



Las manifestantes se hicieron notar y explicaron que a la iglesia entraron solo cuatro personas (dos de Milán, una de Bérgamo y una de Roma), las demás se quedaron en la Plaza San Pedro.

Rompe protocolo

Ticona rompió el protocolo del ceremonial para abrazar al presidente Evo Morales que asistió a ese acto, con quien tiene una amistad de años, para fundirse en un cordial abrazo.

Días después de su nombramiento, Ticona se declaró amigo del presidente boliviano y dijo que lo conoció en 2006, cuando Morales era aún dirigente sindical. “Cardenal Toribio Ticona, en momentos de ser investido, rompe el protocolo en el Vaticano para darle un abrazo fraterno a nuestro presidente Evo. Dos indígenas, dos líderes, dos luchadores sociales", escribió en su cuenta de twitter la ministra de Comunicación, Gisela López.



El mandatario también escribió en twitter: "Nos ha sorprendido que el hermano papa Francisco, nombre al hermanoTicona, primer Cardenal indígena de América Latina. Nos emociona y es un honor acompañar por invitación del Vaticano y de Conferencia Episcopal. Este es otro hecho histórico para el movimiento indígena y para Bolivia". En esta misma red social informó que compartirá contenidos en inglés “como una manera de comunicarnos también con nuestros hermanos de otras latitudes. Twitter es una herramienta de comunicación importante para acercarnos con quienes compartimos el compromiso de lucha por los pobres”.
Desde Bolivia

Mientras tanto, en el país el presidente en ejercicio Álvaro García Linera se refirió a la cruzada que vienen desarrollando los activistas.  La campaña “Bolivia dijo No" que impulsan los movimientos ciudadanos y partidarios en contra de la repostulación del presidente Evo Morales “no nos espantará", porque el Gobierno es de socialistas, luchadores, de la guerra y del enfrentamiento, afirmó.

“Nosotros venimos de la lucha, somos luchadores, no nos va a espantar que unos caballeritos se pongan a gritar. Más bien si no escuchamos sus gritos nos sentimos incómodos, forma parte del ruido de la miseria intelectual que son los opositores (...). Estamos preparados de oírles en sus tonterías. ¿A quién molesta?, es a Potosí, a ellos les harán daño", afirmó.

Aseguró que esos gritos de la campaña “Bolivia dijo No", no van a “incomodar" a las autoridades gubernamentales que asistan a los actos en honor al Día de la Independencia de Bolivia en la ciudad de Potosí. “A nosotros no nos van a incomodar, somos felices, es más les estamos esperando. Somos socialistas, de lucha, de guerra, de enfrentamiento, de pelea. La pelea es nuestro descanso", aseguró la autoridad en una rueda de prensa en Palacio de Gobierno.



En esos términos respondió a los movimientos que han adoptado como estrategia lanzar vítores del “Bolivia dijo No” en los diferentes actos públicos donde aparece el presidente Morales, el vicepresidente y los ministros de Estado.

Este movimiento ha tomado fuerza en algunos escenarios. En marzo, en España, una residente boliviana logró ingresar a la sala donde el presidente hizo una conferencia de prensa y preguntó de frente por qué no respeta el voto del 21-F. La protesta también se hizo afuera del hotel donde estaba el primer mandatario. 

En los Juegos Suramericanos 2018,  también resaltó el Bolivia dijo No, y provocó reacciones.

En la capital cruceña ayer amanecieron decenas de carteles con la leyenda 'Bolivia dijo No'  que fueron colocados en el viaducto del cuarto anillo de la avenida Cristo Redentor.  El objetivo aseguraron, es crear conciencia entre la ciudadanía y pedir el respeto por los resultados del referendo del 21 de febrero, señalaron. En Cochabamba, mañana se reunirán representantes de plataformas del país.



 




En esta nota