MINISTRO DE SALUD

“No nos vamos a someter a ningún chantaje de los médicos"


El Gobierno plantea que dueños de clínicas no trabajen en el sistema público y dice que la justicia será la que defina la situación del médico que extirpó el riñón sano

El ministro Rocabado adelantó que comenzarán los encuentros por la salud, para ver carencias en infraestructura, equipamiento y de personal
Escuchar el artículo Pausar Lectura

16/09/2018

El ministro de Salud, Rodolfo Rocabado, en una entrevista telefónica con EL DEBER, habló del conflicto que se ha desatado luego de la decisión de una jueza de enviar a la cárcel al médico Raúl Moreno Buchón, que extirpó un riñón sano al niño Sebastián Justiniano Poquiviquí, y que hizo que los médicos y profesionales de salud de Santa Cruz se declaren en estado de emergencia y exijan condiciones ideales para ejercer su labor.

Los galenos han advertido con renuncias masivas y el cierre de servicios, en caso de no ser atendidos. La autoridad de Gobierno responde que no permitirán el chantaje, porque la población requiere de atención y no se puede perjudicar ningún servicio hospitalario.

¿Cómo ve la posición de los médicos que se han declarado en emergencia y amenazan con cierre de servicios y renuncias masivas?

A nosotros como ministerio, como Estado, nos preocupa que se vayan a generar perjuicios a la población. En teoría los médicos defienden el derecho de los enfermos, pero el quitar la atención a los pacientes es dañar más la situación actual de nuestra población que necesita el apoyo de nuestros profesionales.

Nosotros queremos que nos ayuden a construir el nuevo Sistema Único de Salud; estamos conscientes de que hay que mejorar muchos aspectos, pero es importante su participación y su criterio para avanzar. Creo que no es la solución decir me falta, por ejemplo, una mesa, y por falta de eso no voy a comer; creo que no es la respuesta. No se puede decir que porque no tengo el equipo de última generación para hacer un diagnóstico, no voy a hacer el estudio. Sabemos que nuestro país necesita fortalecerse y hacia eso estamos avanzando. No me parece adecuada la posición de nuestros profesionales.

Amenazan con renuncias masivas, ¿serán aceptadas?

Si hacen eso, ellos estarán conscientes de que sus renuncias se las va a asumir como tal.

¿Se las aceptarán?

Se las va a aceptar, porque creo que no estamos aquí para estar sometidos a chantajes de los médicos. Deben tener claro que nosotros lo que queremos es construir y mejorar la salud en el país.

Hay molestias por las declaraciones del presidente Evo Morales, que dejó entender que médicos de clínicas privadas no podrán trabajar en los hospitales públicos, ¿es así?

El presidente no dijo eso, lo que él dijo es que no se puede permitir que profesionales que estén trabajando en un establecimiento de salud público sean dueños de un (centro) privado.

¿No pueden ser dueños de clínicas privadas?

No, porque al ser dueños de clínicas privadas, entonces obviamente lo que hacen es el tráfico de pacientes, es decir, se llevan los pacientes a sus clínicas. No se ha hablado en ningún momento de que profesionales que trabajen en clínicas privadas no puedan trabajar en el sistema pública, porque el profesional tiene derecho de ejercer su trabajo. El médico que trabaja en un establecimiento público o de la seguridad tiene todo el derecho de ir a hacer su consulta privada, de ir a atender en una clínica privada, eso está previsto, pero lo que no está previsto es que se lucre con la gente, es decir, que lleve a los pacientes del sistema público al privado, eso no es bueno. En ningún momento el presidente ha dicho que no pueden trabajar en el sector público los que prestan servicio en el privado, yo estuve con él, así que doy fe de sus palabras.

La falta de médicos especialistas en el país es otro problema, ¿qué se está haciendo?

Estamos haciendo los esfuerzos necesarios para ampliar la cobertura de formación de nuestros profesionales y también viendo la importancia de formarlos en el exterior. Tenemos profesionales formándose en diversos países, y estamos viendo de hacer acuerdos con otros países para enviar a nuestros médicos a formarse a través de becas. Para el 2019 tenemos un plan ambicioso, queremos enviar al exterior a entre 700 y 1.000 profesionales para que se especialicen, más allá de los que tenemos en este momento, que son 300.

¿Estamos hablando de especialistas?

De especialistas y subespecialistas, porque hay un gran problema. Por ejemplo, en Santa Cruz se necesita un cirujano pediatra oncólogo y en el mercado no hay, lo mismo que médico nefrólogo pediatra. Entonces hoy en día los avances muestran que hay especificidad mucho más detallada, pero ante la carencia de estos especialistas, no podemos dejar sin atención a la gente. Debemos adecuarnos y brindar la mejor atención a la población. No porque no haya la especificidad le vamos a quitar la atención a la gente. Nuestros médicos, que son muy humanos, deben pensar en eso.

Considero que la mayoría de nuestros médicos apoyan, pero el problema es que estamos queriendo reivindicar algo que no es lo correcto.

En el tema del niño Sebastián creo que está claro, la auditoría demuestra que se ha incumplido con los protocolos, y obviamente será la otra instancia, la justicia, la que verá qué hacer, pero no se puede mezclar al Estado en esto.

En ningún momento nosotros hemos tomado posición a favor o en contra del médico; en lo único que sí hemos tomado posición es en que el niño tenga toda la atención, para que mejore su salud y que pueda sobrevivir.

Como ministro de Salud en ningún momento he tenido una acción negativa contra el profesional, él habrá tenido sus razones para cometer ese error, pero será la instancia judicial la que determine responsabilidad. Lo que me interesa es que la población se beneficie con salud, que tenga mejores condiciones, será otro escenario para tratar la normativa de la negligencia o no, en estos momentos tenemos un desafío muy grande, que son los encuentros por la salud y por la vida y el Sistema Único de Salud.

¿Cuándo empezarán?

El gran encuentro nacional se inicia el 24 de septiembre y culmina el 13 (octubre). El primero será en Oruro, luego en La Paz, etc. Son encuentros departamentales porque es importante tener la percepción de la gente, de los médicos, de los trabajadores y de las autoridades para construir un nuevo sistema de salud, porque no podemos recaer en errores que hemos tenido hasta el momento, hay que ver cómo mejorar las condiciones de infraestructura, equipamiento y recursos humanos.

¿Se reunirá usted con los médicos?

Como ministerio siempre vamos a estar prestos a dialogar, pero bajo posiciones que sean técnicas y serias, no ante cosas que antepongan los intereses personales o sectoriales, ante el beneficio de la población.

En caso de paros, ¿habrá descuentos?

Claro, la ley claramente lo establece, nosotros vamos a pedir que se cumpla la ley.