Mundo

Miembros impresos en 3D ayudan a víctimas en el Medio Oriente


El Hospital de Cirugía Reconstructiva de Médicos sin Fronteras, en 2017 empezó a fabricar prótesis en 3D para ayudar a las víctimas de la guerra en Medio Oriente

Escuchar el artículo Pausar Lectura

17/01/2018

En Amman, Jordania, se encuentra el Hospital de Cirugía Reconstructiva de Médicos sin Fronteras donde por más de diez años se han prestado a curar a los pacientes con heridas de guerra tanto física como mentalmente.

El equipo quirúrgico está formado por cuatro cirujanos ortopédicos, un cirujano maxilofacial y un cirujano plástico provenientes tanto de Jordania como de Irak. Principalmente se encargan de operar a víctimas cuyas heridas son causadas por explosiones de bombas, balas y quemaduras producidas por la guerra de Medio Oriente.

Originalmente, MSF abrió el programa en Ammán para tratar a los iraquíes heridos de guerra sin acceso a una atención médica adecuada. "Cuando inicialmente abrimos este hospital, nadie pensó que íbamos a quedarnos 10 años", explica Marc Schakal, coordinador del programa de cirugía reconstructiva de MSF. Más sin embargo cuenta que ya llevan más de 4500 admisiones, 11.000 intervenciones, tienen el suficiente trabajo para diez años más y que un hospital no es suficiente.

El hospital cuenta con un laboratorio de microbiología  para mejorar la asistencia al momento de intervenir a pacientes con complicaciones infecciosas en sus lesiones por conflictos, ya que según sus datos el 50% de los pacientes llegan con infección crónica y el 60% de estas infecciones son resistentes a los fármacos.

A principios del 2017 se implementó el proyecto de impresión 3D en el programa de cirugía reconstructiva con el objetivo de diseñar y producir prótesis de miembros superiores como una alternativa más viable y económica, además de diseñar otros dispositivos prostéticos y de rehabilitación impresos en 3D.

La idea surgió de la cantidad de opciones de prótesis que hay para los miembros inferiores y la escasez que hay para los miembros superiores. Las prótesis en 3D tendrían el beneficio de ser personalizadas, más livianas, más fáciles de producir y mas económicas.



 




En esta nota