POLÍTICA

Mesa acusa a Rivero de forzar datos y ella pide a la UIF que lo investigue


Carlos Mesa acusa de forzar datos en su contra por parte de la comisión que investiga supuestos sobornos. La diputada Susana Rivero, que preside las investigaciones, anunció que lo hará indagar con la UIF

La diputada oficialista asegura que no persigue al expresidente sino que indaga el caso Camargo Correa
Escuchar el artículo Pausar Lectura

23/05/2018

El expresidente Carlos Mesa y la diputada oficialista Susana Rivero se enfrascaron ayer en un ‘careo indirecto’ por el caso Castillo de Arena, un legajo judicial brasileño que indaga supuestos pagos ilegales de la empresa Camargo Correa por diversas obras, entre ellas el tramo Roboré-El Carmen del corredor bioceánico. Rivero preside la comisión de la Asamblea Legislativa que investiga los presuntos sobornos a autoridades bolivianas y Mesa la acusa, a través de un memorial presentado a la comisión, de hacer una “afirmación falsa, maliciosa y sesgada”, cuando liga un viaje a San Pablo del exministro de la Presidencia José Antonio Galindo, con un pago de $us 150.000 y las iniciales C.M., que podrían corresponder a su nombre. En respuesta, Rivero se pregunta por qué el expresidente está tan nervioso y anunció que pedirá a la Unidad de Investigaciones Financieras (UIF) que indague al exmandatario y a algunos de sus colaboradores. 

Esta comisión de la Asamblea Legislativa surgió luego de darse a conocer el documento Castillo de Arena, un expediente de 284 páginas que nombra 12 veces la palabra Bolivia, relacionada a la construcción de la carretera entre Roboré y El Carmen. La disputa entre políticos surge por la mención 12 de Bolivia, en la que se registra un pago de $us 150.000 correspondiente a ocho cuotas de 18.750 de un total de 24. Estas cuotas, fechadas del 18 de agosto, están numeradas como los pagos 17 al 24, aunque no registra año. Para Mesa, el año es 2008, para Rivero, es un dato a investigar y podría ser de 2004, tres días después del regreso de Galindo (fallecido en 2007) de San Pablo. Mesa basa su afirmación en una fecha citada seis páginas antes de este documento (20/08/08) en la que se consigna la misma cifra ($us 150.000) y con lapicero se anota la misma correlación de cuotas (17/24). 

También puedes leer:

Eso, para Mesa, es suficiente para establecer una cronología, que cifra los pagos entre septiembre de 2005 y agosto de 2008, es decir, cuando él ya no era presidente y estaban en funciones Eduardo Rodríguez Veltzé y Evo Morales. 

Para Rivero, se trata de apuntes si un orden cronológico. Para demostrarlo, dice que en la página 34 se anota un pago de 2008 y en la página 134 se acota un pago de 2005. Sin embargo, luego de analizar el documento completo, uno de estos saltos temporales puede inclinar la balanza de la discusión a favor de Mesa. En la página 34, la segunda vez que el nombre de Bolivia está mencionado en el legajo, se anota la cuota 16  de un total de 24, por un monto de $us 18.759 y ahí las iniciales C.M. se convierten en C. Morales. La fecha de esa cuota es marzo de 2008, cinco meses antes de la citada por Mesa. 

Sin embargo, eso no aleja del todo las sospechas de presuntos pagos a funcionarios del Gobierno del periodista e historiador. No hay una fecha de cuándo comenzaron a pagarse las 16 cuotas anteriores. “Entonces, ¿cuándo pagaron la cuota 1?”, se pregunta Rivero. 

Lo que dijo Alarcón

Viajes e interinatos

Mientras que Mesa se ofrece para aclarar cualquier duda en su contra en la investigación y pide a la comisión que termine su trabajo antes de sacar conclusiones, Rivero asegura que se vio obligada a responderle a Mesa por lo que publica en su cuenta de Twitter y por las afirmaciones de su abogado, Carlos Alarcón. 

Para Rivero, Alarcón no podría actuar como abogado de Mesa en este caso, porque fue posesionado como ministro de Obras Públicas entre el 11 de octubre y el 21 de noviembre de 2004, pese a que era viceministro de Justicia, parte del gabinete social, no económico. Según Rivero, en esas fechas se tomaron importantes decisiones sobre la adjudicación de la obra a Camargo Correa, como dividir el tramo en dos, por lo que, cuando corresponda, deberá declarar sobre el caso. 

Otro hecho que observa es que un decreto de Mesa ordenó proseguir con la licitación, pese a que el Servicio Nacional de Caminos indicó que ninguna de las empresas cumplía con las condiciones de financiamiento requeridas.  

Para saber:


Ahora, la investigación mirará a Perú. La comisión parte hoy a Lima para solicitar a las autoridades incaicas los documentos que impliquen a Bolivia sobre la indagación a Camargo Correa y otras empresas brasileñas. A Rivero le llama la atención que Mesa realizara 16 viajes a Lima entre 2004 y 2008, porque allí se encontraba una de las oficinas más grandes de la transnacional brasileña. 

En la jornada

Alarcón, el enviado
Carlos Alarcón fue el encargado de presentar el memorial de Carlos Mesa ante la comisión especial de la Asamblea. Ha fungido como vocero del expresidente en este tema y ahora, según Rivero, será investigado. 

Solo el inicio
Según Rivero, se investiga la gestión de Mesa porque en ella se realizó la licitación. Luego se indagará la firma del contrato.

Más empresas
Camargo Correa no será la única empresa brasileña indagada. Ya se recibió la respuesta de la investigación Odebrecht de EEUU, que no menciona a Bolivia, pero se indagará a OAS, Queiroz Galvao, UTC y Petrobras Bolivia, que se sospecha que puede ser la “madre del cordero”. 



 




Notas Relacionadas



En esta nota