POLÍTICA

El MAS buscará copar el desfile y Comcipo irá a gritar ‘Bolivia dijo No’


Miles de campesinos y mineros alistan una ‘policía sindical’ para cuidar a Evo. Los activistas del No pidieron participar en el desfile, pero la Gobernación no les contestó, expresan ellos. Romero dice que no habrá un dispositivo policial especial


Los cívicos de Potosí encabezaron una estruendosa marcha por el 21-F el miércoles
Escuchar el artículo Pausar Lectura

04/08/2018

Los sectores sociales afines al Movimiento Al Socialismo (MAS) coparán el desfile cívico y los actos de conmemoración por el 193 aniversario de la fundación de Bolivia, que se realizará el 6 de agosto en Potosí, y de esta forma relegará a los colectivos y plataformas ciudadanas que intenten acercarse al presidente para hacerle escuchar la consigna ‘Bolivia dijo No’.

Por su parte, anoche el Comité Cívico Potosinista (Comcipo) definió que marchará en el desfile oficial para gritarle al presidente la consigna ‘Bolivia dijo No’. En medio de posiciones encontradas, entre asistir o protagonizar otra marcha después, las organizaciones cívicas determinaron acudir al acto oficial llevando pancartas, banderas del departamento y otros emblemas del 21-F.

Tras más de tres horas de debate, anoche se tomó una decisión. A la cabeza del cívico Marco Pumari, los dirigentes se concentrarán en la calle Litoral y Sevilla. Aceptarán la compañía de los colectivos, pero en ningún caso de políticos como Samuel Doria Medina.

El gobernador Juan Carlos Cejas informó a EL DEBER que no habría ninguna restricción para que los sectores opositores participen en el desfile, incluso con las pancartas, poleras y estribillos que prefieran. Sin embargo, Milton Navarro, vocero de las plataformas unidas por Potosí, denunció que hasta el viernes no habían recibido respuesta alguna a una nota enviada a la principal autoridad del departamento para que sean incluidos en ese desfile, ni tampoco en otro de carácter cívico-institucional que se realizará esta noche.

El dirigente complementó que está claro que el objetivo es relegarlos. “Ojalá que si nos asignan un número de ingreso nos pongan al menos a la mitad, y no al final, cuando ya las autoridades se hayan retirado. Lo único que pedimos es participar y ejercer nuestro derecho democrático de manifestarnos, sin confrontar con nadie. Estas fiestas patrias son de todos los bolivianos y no solamente del señor Evo Morales. Esta es, definitivamente, una acción discriminatoria”.

Cuando este medio preguntó al gobernador por qué no se había respondido la solicitud de los colectivos, contestó que no había sido informado sobre esa situación y prometió verificarla.

De hecho, el dirigente confirmó la llegada del interior del país de unas 20 plataformas, con lo que se prevé la participación de unas 500 personas de distintas regiones. Mañana, a las 10:00, se realizará una reunión de coordinación con los representantes de estas delegaciones para decidir qué acciones tomarán durante el acto oficial.

A pocos días del festejo por los 193 años de independencia de Bolivia, la política caldea los ánimos en Potosí. Tanto es así que Félix Jara, director distrital de Educación de Potosí, llegó a descalificar a una escolar que gritó ayer ‘Bolivia dijo No’ en la concentración en el ‘campo de Marte’, antes de que se inicie el desfile estudiantil. La autoridad llegó a decir que a la menor “se le aflojó un tornillo”.

Los oficialistas

Desde la otra vereda, ayer por la mañana los cooperativistas mineros, en Potosí, y los campesinos, desde La Paz, anunciaron que se reactivará la denominada policía sindical para velar por la seguridad del presidente Evo Morales durante los actos del 6 de agosto.

El ejecutivo de la Federación Departamental de Cooperativas Mineras de Potosí, Fernando Gonzales, informó que la intención no es generar enfrentamientos con los colectivos, “pero entendemos que el desfile por el 6 de agosto no es el momento para movilizaciones en defensa del 21-F. No tendremos cachorros de dinamita, lo garantizamos, eso llevaría a mayor confrontación entre hermanos”, aseveró.

El dirigente de la Confederación Sindical Única de Trabajadores Campesinos de Bolivia, Israel Huaytari, informó que desplazarán a la policía sindical a la ciudad de Potosí para evitar enfrentamientos. Sin embargo advirtió que si las plataformas ciudadanas provocan, estos reaccionarán porque tendrán lazos, reportó la agencia ANF.

El riesgo de enfrentamientos o de agitadores infiltrados fue descartado por el ministro de Gobierno, Carlos Romero, quien descartó que se estén ejecutando acciones de inteligencia para detectarlos. “Este es un acto normal, no amerita ninguna acción extraordinaria”, aseveró.

Negociando apoyo

Pese al cerco de protección que harán para el presidente Morales el lunes, los cooperativistas dicen que aún no definieron su apoyo a la reelección. Todo dependerá de que el Gobierno les dé más concesiones mineras.

Tarea  de control
Los mineros estarán destinados al control de la plaza 10 de Noviembre con unas 300 personas, mientras que los campesinos se apostarán a lo largo de todo el recorrido del desfile.

Movimiento 21-F
Las movilizaciones que defienden el 21-F se realizarán en todo el país, pero se cree que las más fuertes serán en La Paz y Santa Cruz.



 




En esta nota