BOLIVIA

Las iglesias rechazan ley de OEA contra la intolerancia


Aseguran que limita la libertad de expresión y de religión. El proyecto fue criticado por un foro que se está realizando con religiosos de tres ciudades 

El senador Víctor Hugo Zamora dijo que teme a Dios, así que llevará el rechazo del foro ante el Senado
Escuchar el artículo   Publicidad Pausar Lectura

17/03/2017

“La ley parece buena. Quién no firmaría una contra la intolerancia y la discriminación”, dice el abogado Jaime Lora, que asesora a una de las agrupaciones religiosas que ayer estuvieron representadas en el foro ciudadano que convocó la Universidad Católica. En el foro, una de las formas contempladas para discutir las iniciativas de los legisladores, había representantes de varias iglesias: católica, evangélica, mormona y adventista, entre otras. 
Los encargados de transmitir la posición de los participantes en el foro son los senadores Ester Torrico (MAS) y Víctor Hugo Zamora (Partido Demócrata Cristiano). 

Zamora es presidente de la Comisión de Política Internacional del Senado. “Esta ley fue tratada a solicitud de la Cancillería. Ya entró a la Cámara de Diputados. Existe una susceptibilidad conceptual, y nos enteramos de que ningún país la ha ratificado”, dice. 

Se firmó en Guatemala
Los 22 artículos de la Convención Interamericana contra toda forma de discriminación e intolerancia fueron adoptados por la Asamblea General de la Organización de Estados Americanos en junio de 2013 en La Antigua (Guatemala). 



Entre 2013 y 2016, diez países han firmado esa convención: Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Ecuador, Haití, Panamá, Perú y Uruguay. Ninguno la ha ratificado. 

Los representantes religiosos aseguran que la ley coarta la libertad de expresión y la de religión. Se refieren específicamente a las definiciones de discriminación e intolerancia que expresa la ley. 
Según la ley, la discriminación puede estar basada en motivos de nacionalidad, edad, sexo, orientación sexual, identidad y expresión de género, idioma, “religión, identidad cultural, opiniones políticas, origen social, posición socioeconómica, nivel de educación...o cualquier otra”. 

La intolerancia se define como manifestaciones que expresan irrespeto o rechazo a cualquiera de esas condiciones. Los expertos dicen que ambos artículos alcanzan incluso la esfera privada, por lo que aseguran que se trata de una limitación de la libertad de expresión. Además, los Estados signatarios deben sancionar todo acto de discriminación e intolerancia. Ayer se debatió el tema en La Paz; hoy se debatirá en Tarija 



 




En esta nota