COMERCIO EXTERIOR

La diversificación y la promoción, desafíos del comercio exterior


El 56% de lo exportado por Bolivia el año pasado fue destinado a Brasil, Argentina, EEUU, Japón 
y Corea del Sur y el resto (44%) a 89 países. China llegó a posicionarse como mayor abastecedor desde 2014

Escuchar el artículo Pausar Lectura

23/01/2018

Al filo de culminar la gestión 2017 Bolivia exportó por un valor de $us 7.281 millones, un 10% más de lo registrado en el período enero-noviembre de 2016 ($us 6.669 millones). En contrapartida el volumen exportado bajó un 8%.

Con respecto a mercados, el 56% de lo exportado por Bolivia  fue destinado a cinco países y el resto (44%) fue despachado a 89 países, lo que denota la importancia que tienen Brasil, Argentina, EEUU, Japón y Corea del Sur como principales destinos de venta de los productos bolivianos.

Eso se debe, según el análisis de María Esther Peña, gerente técnico del Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE), al enfoque del país en producir y exportar principalmente materias primas, productos  muy demandados por países desarrollados para abastecer a sus industrias. Es así que más del 95% de lo que compran Brasil y Argentina a Bolivia es gas natural. Por su parte EEUU, Japón y Corea del Sur adquieren principalmente minerales zinc, plata, plomo y estaño. Es importante destacar las ventas de productos no tradicionales a EEUU como la quinua, castaña, café, palmito, maderas y joyería.

En 2017 destacó la participación de India debido al incremento de las ventas externas de oro. También sobresalió la apertura de nuevos mercados como Afganistán para la torta de soya.

Origen de las importaciones

China, Brasil, Argentina, EEUU y Perú han sido los principales proveedores del país representando  más del 60% entre 2012 y noviembre de 2017. Cabe destacar que China llegó a posicionarse como mayor abastecedor desde 2014.

Desde los cinco países mencionados se importan productos que el país no produce y que son necesarios para el aparato productivo, es decir, bienes de capital suministros industriales y vehículos, entre otros. Pero, también hay productos como los agropecuarios, muebles y textiles que se producen en el país y se importan sobre todo de vecinos debido a que tienen una oferta diversificada con precios bajos. Al mes de noviembre del 2017 Bolivia importó de un total de 203 países.

“Es necesaria la sustitución competitiva de las importaciones de productos que el país produce, principalmente agropecuarios, y un mayor control del contrabando. Para que el déficit comercial que Bolivia enfrenta no se torne crónico se debe fortalecer sus exportaciones a través de la diversificación y promoción selectiva”, enfatiza Peña.

Por su parte, el economista Luis Alberto Valencia, considera  importante impulsar el desarrollo de las exportaciones del sector agroproductivo, mediante la apertura de más mercados externos y retomar las relaciones comerciales con países donde se perdieron cuotas de mercado, así  como explorar nuevos convenios para expandir las exportaciones hacia países emergentes u otros. 

Valencia destaca el crecimiento de las ventas externas hacia Japón y la India, que ofrecen atractivas oportunidades  para el comercio.



 




En esta nota