LA PAZ

Fiscalía de La Paz investiga la desaparición de una pareja en Año Nuevo


Una mujer fue detenida luego de que se la encontrara con el chip de teléfono de Jesús Cañisaire. Él y su novia Carla fueron a celebrar Año Nuevo y nunca más volvieron

Imagen del afiche de búsqueda de los jóvenes desaparecidos
Escuchar el artículo   Publicidad Pausar Lectura

10/01/2018

La Policía y la Fiscalía avanzan en la investigación para esclarecer la desaparición de Jesús Cañisaire y Carla Bellot. La pareja salió la noche de Año Nuevo, terminó el festejo en la discoteca Planta baja, ubicada en la calle Figueroa de La Paz, y desde entonces desapareció sin dejar rastro.

Tras el trabajo de triangulación de llamadas se detectó que un teléfono con el número de Jesús fue habilitado en Oruro y, tras el hallazgo, una mujer fue detenida por la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc).

Las fuentes señalan que la sospechosa, que será trasladada a La Paz, alegó que le vendieron el chip con el celular.



Hallan una salida alterna en la discoteca

Jesús y Carla asistieron a la discoteca Planta Baja, un lugar que si bien había sido clausurado el pasado noviembre por funcionar sin licencia  por más de un año, organizó una fiesta por año nuevo.

Este miércoles, luego de 10 días de su desaparición, se descubrió una salida alternativa del lugar, que daría hacia la mitad de la calle Mariano Graneros, entre Figueroa y Murillo.

La salida fue descubierta durante un recorrido realizado por el lugar, con la finalidad de ver todas las vías de escape posibles.



El fiscal departamental de La Paz, Edwin Blanco, dijo que durante el recorrido se habían identificado la existencia de algunas cámaras, de las cuales ya se pidieron las grabaciones.

La familia, la Fiscalía y la Policía ya habrían revisado una cámara proveniente de la Alcaldía, que muestra la salida de la discoteca ubicada sobre la calle Figueroa.

En las imágenes no se observa a la pareja salir, pero al ser una cámara giratoria no se descarta la probabilidad de que la pareja haya evacuado el lugar cuando no se estaba captando aquel ángulo de visión.

Frente a este inconveniente la jefa de la División de Trata y Tráfico de la Felcc, Gaby Coca, ordenó que se analizaran las grabaciones de las cámaras aledañas al lugar, con la finalidad de expandir el radio de búsqueda.

Por otro lado, se han encontrado rastros de sangre en el baño de la discoteca durante la prueba con luminol, sin embargo faltan los resultados de la prueba genética para determinar si pertenece a los desaparecidos, según lo declarado por el fiscal.



Los familiares están desesperados y piden que la revisión de las cámaras se agilice. “Si con una cámara fue tan lento, espero que ahora no se tarde igual. Ese lugar tiene dos salidas aparte de la puerta principal, si no hubiera sido por nosotros que exigimos ingresar,  ni siquiera hubieran encontrado” dijo Gabriela Cañisaire, hermana del desaparecido.

Así mismo llaman a la población boliviana a colaborar con la búsqueda y a enviar cualquier clase de información que pueda ayudar en el caso.



 




En esta nota