BOLIVIA

Incrementa un 200% el consumo de comida chatarra en Bolivia


El Ministerio de Salud, basado en datos de la OPS, señaló que el consumo de comida no saludable se ha incrementado considerablemente en los últimos 15 años

Escuchar el artículo Pausar Lectura

Hace 6 días

El jefe de la Unidad de Alimentación y Nutrición del Ministerio de Salud, Yecid Umacayo, informó el miércoles que el consumo de comida "chatarra" en Bolivia se incrementó en los últimos 15 años en un 200%.

"Bolivia ha incrementado en un 180% a 200% el consumo de comida chatarra en los últimos 15 años y, como pasa en toda la región, es por la comida chatarra, alimentos no saludables con alto contenido de azúcar, gaseosa, frituras con mucha grasa y sal principalmente", dijo a los periodistas.

Umacayo explicó que este dato es resultado de una encuesta que realizó la Organización Panamericana de Salud (OPS) y la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, mundialmente conocida como FAO (por sus siglas en inglés).

Recordó que el Gobierno de Bolivia promulgó en 2016 la Ley 775 de Promoción de Alimentación Saludable, para concienciar a la población sobre la importancia de los buenos hábitos alimenticios y reducir enfermedades como la diabetes, hipertensión, enfermedades cardio vasculares y algunos tipos de cáncer.

Señaló que esas enfermedades ocasionadas por la ingesta de alimentos no saludables también sufrieron el incremento de un 40% en los últimos 15 años.

Precisó que la Ley 775 también fomenta la actividad física; regula la publicidad de alimentos y bebidas no alcohólicas, así como el etiquetado, lo que le permite al consumidor identificar en sus envases y etiquetas a los alimentos que presenten alto contenido de sodio, azúcar, grasas saturadas y grasas trans.

Además, promueve que los kioscos instalados en las unidades educativas tengan una variedad de alimentos y opciones saludables como frutas, verduras y refrescos hervidos, y fomentar el buen hábito de comer sano y evitar algunas enfermedades en los estudiantes.



 




En esta nota