POLÍTICA

Hija de Goni habla de dolor por las muertes de 'octubre negro'


Hay personas que participaron en el proceso, pero que no están incluidas en el juicio, dijo la exdiputada del MNR

Alejandra Sánchez de Lozada y su padre
Escuchar el artículo   Publicidad Pausar Lectura

21/03/2018

Más de 14 años después de dejar Bolivia en medio de una de sus peores crisis políticas y económicas de la historia contemporánea, el expresidente Gonzalo Sánchez de Lozada se enfrenta a un juicio civil para responder por ocho muertes extrajudiciales durante su último Gobierno. 

Para eso ha tenido que dejar atrás su hermética vida en un acomodado barrio de Maryland y viajar al sur de Florida, donde, desde hace más de dos semanas, en una corte federal en Fort Lauderdale se oyen los testimonios de testigos y víctimas en un juicio sin precedentes. 

Aunque se trata de un proceso que no responde a las más de 50 víctimas de ‘octubre negro’, es la primera vez que el exmandatario y el que fue su ministro de Defensa, Carlos Sánchez Berzaín, responden por los hechos.

Su gestión y huida del país aún dividen a la opinión nacional y su familia, a través de su hija, Alejandra Sánchez de Lozada, quiere cambiar eso.

“Ojalá que este juicio sea un cierre histórico y emotivo para todos”, afirmó la hija del expresidente, que se mudó de Washington a Miami, temporalmente, para estar con su padre durante el desarrollo del proceso.

“Hay algo en que todos estamos de acuerdo y es que fue una etapa muy triste y difícil para todos los bolivianos”, señaló la también ex diputada boliviana. “Entendemos que esto fue muy doloroso para las familias que perdieron a un ser querido”.

Alejandra Sánchez de Lozada aseveró que el juicio presidido por el juez James I. Cohn es “imparcial” y que tiene “muy buena predisposición por los demandantes y demandados. Creemos en la solidez de la justicia norteamericana”.

Al preguntarle cómo estaban anímicamente, Alejandra señaló que su familia “lamenta mucho lo que han pasado todas las familias que perdieron seres queridos o que tienen familiares heridos de ese tiempo”.

Por dos semanas, los abogados demandantes han intentado pintar al expresidente y a su ministro de Defensa como los responsables del uso de la fuerza por parte de los militares, para sofocar las protestas que se desataron hace 15 años.

Ella, sin embargo, niega eso y añade que las fuerzas del orden “no usaron ningún tipo de violencia”, en ese entonces.

“Hubo otras personas que no están en el juicio (y) quienes empezaron e incitaron la violencia. Nosotros estamos en contra de la violencia y también para que todos tengan oportunidades”, aseguró.

No dejó de mencionar las metas que, según ella, su padre cumplió durante su Gobierno. “Gonzalo Sánchez de Lozada siempre tuvo un compromiso con Bolivia”, dijo y  añadió que “Evo Morales viene aferrándose al poder por  12 años, alaba el modelo chavista, y se ha convertido en el único aliado incondicional de Maduro en la región”.

Por dos semanas, los demandantes han retratado a su padre como el artífice principal de la tragedia en octubre de 2003. Estaba previsto que los abogados del exmandatario lo llamen a declarar por primera vez.



 




En esta nota