BOLIVIA

Gestan una cumbre cívica nacional en Cochabamba en defensa del voto del 21-F


La senadora Salvatierra denuncia una agenda antidemocrática. Flores planteó respaldar a Mitma e ir a un paro en todo el país 

Cívicos del país buscan rearticular las medidas de presión en defensa del voto de 2,6 millones de electores
Escuchar el artículo   Publicidad Pausar Lectura

29/01/2018

La abrogación del Código del Sistema Penal desmovilizó una parte de las protestas en el país. La Central Obrera Boliviana (COB), de Guido Mitma, y el transporte pesado y público, por ejemplo. Pero esta medida asumida por el presidente Evo Morales no ha conseguido desbaratar a todos los movimientos articulados en el país en defensa del mandato de las urnas del 21 de febrero de 2016 (21-F), que dijo No a la reelección de Morales en los próximos comicios.


Así lo han confirmado el fin de semana los dirigentes cívicos de Cochabamba y Santa Cruz, que anunciaron una suerte de cumbre cívica nacional para el martes en suelo cochabambino con el objetivo de coordinar un paro cívico conjunto en todo el país para exigir respeto al voto, y los voceros del Comité de Defensa de la Democracia (Conade), como Waldo Albarracín, de la Universidad Mayor de San Andrés (UMSA), y Amparo Carvajal, titular de la Asamblea Permanente de Derechos Humanos de Bolivia (Apdhb), que anunciaron medidas de presión con el mismo objetivo. 


Para el MAS, una vez abrogado el código, el resto de las protestas obedecen a “una agenda antidemocrática” que pretende negar el derecho del presidente Morales a ser candidato a la reelección si ninguna limitación, de acuerdo a la interpretación que hizo el Tribunal Constitucional Plurinacional (TCP) del Artículo 23 de la Convención Americana de Derechos Humanos  de la OEA. Así lo sostiene la senadora del MAS por Santa Cruz, Adriana Salvatierra.




Pero a los cívicos del país, que en el seno de las protestas han pasado de organizar medidas de resistencia a la repostulación a una contraofensiva callejera, las críticas del MAS no gozan de crédito y no detendrán sus movilizaciones.


El encuentro de Cochabamba
Juan Flores, presidente del Comité Cívico de Cochabamba, manifestó ayer que sus pares de Santa Cruz, Tarija, Oruro, La Paz, El Alto, Pando, Beni y Chuquisaca ya se han comprometido para el encuentro que arrancará mañana en la Llajta, donde primero analizarán cómo las movilizaciones de protesta consiguieron doblarle el brazo al Gobierno de Morales hasta conseguir la abrogación del código y las medidas que asumirán para hacer que, en el marco de la democracia boliviana, el presidente respete el  voto de más de 2,6 millones de ciudadanos que dijeron No a la reelección. Asimismo, planteó dar un respaldo conjunto a Guido Mitma, de la COB, “para evitar paralelismos”.


Fernando Cuéllar, del Comité pro Santa Cruz, ratificó que mañana se define en Cochabamba un paro nacional, sin la presencia de partidos y dirigentes políticos.


“Están forzando una continuidad de las movilizaciones que deberían desactivarse con la abrogación del código”, dice Salvatierra, que ve que solo quedaron en las movilizaciones políticos que se oponen al derecho de Morales.



En la agenda

En el colegio médico
El presidente cívico de Cochabamba, Juan Flores, anunció que el encuentro nacional de mañana se desarrollará en su ciudad, entre 9:00 y 16:00, en la sede del Colegio Médico de Cochabamba.


Potosí, sin confirmar
Como coordinador de la cumbre cívica, Flores anunció la participación de líderes de Santa Cruz, Tarija, Oruro, La Paz, El Alto, Pando, Beni y Chuquisaca. Pero aseguró que Jhony Llally, presidente del Comité Cívico Potosinista, no pudo ser contactado y no fue confirmado.


Alistan protestas en el exterior
Flores anunció protestas en apoyo del 21-F en ciudades como Houston, Washington, Virginia (EEUU), Buenos Aires (Argentina), Londres (Inglaterra) y Roma (Italia). 



 




En esta nota