BOLIVIA

Gabriel Dabdoub: “Vamos a invertir; Puerto Busch es la alternativa para el comercio”


Afirma que el sector privado invertirá $us 60 millones en infraestructura y equipamiento del muelle y que el Gobierno asumirá la construcción de las vías de acceso


Es la cara visible del empresariado en el Consejo Estratégico para el Aprovechamiento de Puerto Busch y de la Hidrovía. Foto: FUAD LANDÍVAR
Escuchar el artículo   Publicidad Pausar Lectura

02/06/2019

La visibilización de Puerto Buch como un proyecto alternativo para aprovechar y facilitar el intercambio comercial de mercancía, ida y vuelta, a través de la hidrovía Paraguay-Paraná, nació en una cena en la que participó el presidente Evo Morales, que fue quien tomó la decisión y trazó las directrices para constituir la Alianza Público Privada (APP). Ese antecedente, según él, fue la génesis del megaemprendimiento en plena fase de realización.

¿Cuál es el balance del trabajo emprendido a la fecha?

Desde la firma del acuerdo de intenciones el 31 de diciembre de 2018 el entusiasmo y compromiso, tanto público como privado, son plenos y se refrendan en un decreto aprobado que crea el Consejo Estratégico para el Aprovechamiento de Puerto Busch y de la Hidrovía Paraguay - Paraná (CEAPB -HPP) que es la institución que da vida al proyecto. Desde la parte empresarial se ha formado una asociación accidental constituida por 27 empresas notables con vasta experiencia en construcción y desarrollo logístico que invertirán en infraestructura y equipamiento del puerto. Se ha contratado un experto para llevar adelante y preparar el proyecto de factibilidad para que en cuatro meses, hasta septiembre, se lance la licitación para construir el puerto y desarrollar este anhelado proyecto cruceño. De la mano del sector público, que ha tomado medidas rápidas, estamos avanzando a paso firme.



¿Cómo se visibiliza o qué características tendrá el puerto?

El estudio de factibilidad definirá ese aspecto, pero hay propuestas de países con trayectoria en desarrollo de infraestructura portuaria que serán evaluadas. En Puerto Busch se desarrollará un muelle moderno multipropósito para exportar la base productiva que genera el país, especialmente granos, litio, urea, clinker y por qué no, también etanol. Tenemos que desarrollar una logística para movilizar, en barcazas, carga a granel, líquidos y ‘contenerizada’. Hay que asegurar fluidez en el comercio internacional. Además, tenemos que garantizar la importación de bienes de capital.

En esa APP, ¿cómo se ha delineado la participación en sentido a infraestructura, administración e inversión?

El sector privado invertirá en infraestructura y equipamiento (construcción de silos y naves para almacenar mercadería y transportar líquidos). Se calcula invertir unos $us 60 millones para montar un centro multipropósito moderno con equipamiento de avanzada para la logística de carga. La inversión en vías de accesos, sea por modo carretera o ferroviario, será asumida un 100% por el Gobierno. No se definió cómo será la administración.



¿Cuál es el know-how que ustedes han visibilizado para desarrollar el puerto?

Vamos a construir un sistema adoptando las experiencias y conocimiento que hemos recogidos de los expertos internacionales de Paraguay, Perú, Argentina, Brasil, Bélgica, Holanda, entre otros países, que participaron en la conferencia internacional Integración de Bolivia al Océano Atlántico a través de Puerto Buch y la Hidrovía Paraguay-Paraná. Las experiencias recogidas de los expertos en torno a construcción de muelles y de barcazas, serán incluidas en la licitación. También hemos tomado nota respecto a fabricación de barcazas y prestación de servicios de las empresas navieras.

¿Puerto Busch está pensado para facilitar las operaciones de intercambio comercial de la oferta productiva privada empresarial o estratégica estatal?

Lo que se está buscando es mayor agilidad y bajar los costos logísticos para que la producción nacional, sea privada o estatal, sea más competitiva. La producción agroindustrial de Santa Cruz tendrá mayor oportunidad de conectividad al Atlántico por la hidrovía. La producción de proyectos estratégicos del Gobierno, tales como el litio y la urea, también han comenzado a fluir a través de barcazas.

Advierto mucho entusiasmo, ¿esa emoción ha logrado contagiar al sector público?



Lo que faltaba era un cambio de timón del Gobierno y, en este caso, el presidente dijo vamos por el Atlántico y eso nos tiene con entusiasmo. Vemos decisión y compromiso pleno que se refleja en la agilidad de los procesos. Las reuniones son constantes porque el presidente y los ministros del área económica quieren resultados rápidos y el sector privado también lo quiere así. Le puedo decir que las 27 empresas cruceñas comparten ese entusiasmo. Están dispuestas a arriesgar porque están seguras de que es una vía alternativa y que va a beneficiar al país. El Atlántico tiene que ser, para nosotros, ese sueño hecho realidad.

¿Esta es una decisión pensando en el país, o es una decisión pensando en rédito político?

No hay nada de política. El sector empresarial se la está jugando y va a poner los quintos que tenga que poner porque vemos una alternativa país para el comercio e intercambio comercial. Esto no es política, es netamente comercial. No solamente hablamos de una alianza público-privada porque en este proyecto hay organismos internacionales, como el BID y la CAF, que también están trabajando. Si nosotros lo vemos como ciudadanos, de Santa Cruz y de Bolivia, quien sea el Gobierno y nos plantee llevar adelante Puerto Busch y, además, expone predisposición de concretarlo, nosotros vamos.

Usted hace ver que nada trabará el proyecto, ¿queda algo pendiente o que falte por definir?

Falta perfeccionar normas, con reglas claras en cuanto a incentivos para el sector privado como ocurre en Perú, Paraguay y otros países vecinos. El presidente ha garantizada la inversión y si hay incentivos creo que el proyecto va a salir adelante.



 




En esta nota