BOLIVIA

Funcionario chileno es acusado de robar 23 mil dólares a dos bolivianos


El personero interceptó a dos personas y les "incautó" una mochila con dinero, luego les exigió que dejen el país con amenazas. Los compatriotas reportaron el caso a la Policía

Un personero que tenía el día libre interrogó y requisó a los compatriotas I Foto: internet.
Escuchar el artículo   Publicidad Pausar Lectura

23/04/2018

Un funcionario de la Policía De Investigaciones de Chile (PDI) es acusado de robar 23.000 dólares a dos ciudadanos bolivianos. El uniformado del complejo aduanero de Colchane, a pesar de encontrarse libre, interrogó y registró a las dos personas.

Pidió a las víctimas que identificaran a una tercera persona que iba con ellos y que se encontraba realizando los trámites de migración. El detective sacó a dicha persona de la fila y lo trasladó junto a las otras dos hasta una oficina, donde le consultó si traía dinero o droga.

Conoce más: 



De acuerdo con el fiscal Hardy Torres, les dijo a las dos víctimas que la mochila que contenía el dinero estaba incautada, llevándoselos caminando hasta el límite del complejo, donde les habría exigido que corrieran hacia Bolivia, amenazándolos e indicándoles que se aseguraría que no volvieran nunca más.

El imputado con la mochila en sus manos, fue hasta los buses que bajan del complejo, bajando de uno de ellos al tercer sujeto, al que llevó hasta un baño, donde lo golpeó en el rostro y le entregó la mochila de las otras víctimas, llevándolo también hasta la parte posterior, donde le ordenó que corriera hacia Bolivia.

Lea también: 

Aproximadamente a 100 metros, este sujeto se encontró con las otras dos víctimas, verificando que el dinero no se encontraba al interior de la mochila, por lo que acudieron a la Policía Boliviana para contar lo ocurrido, y luego regresaron al complejo fronterizo para realizar la misma denuncia en una oficina de la PDI.



A juicio de la Fiscalía, estos hechos constituyen el delito de robo con intimidación. Solicitó la prisión preventiva del imputado, dada la gravedad del delito y la pena asignado al mismo, fijándose además un plazo de 90 días para la indagación del hecho.



 




En esta nota