BOLIVIA

Fiscalía libera de culpa a dos excomandantes de la Policía que no auxiliaron al exviceministro Illanes


Rino Salazar y José Luís Aranibar que ejercían como comandantes de la Policía y de la Policía de La Paz, eran procesados porque no habían previsto medidas de seguridad para Rodolfo Illanes. El sargento Rubén Quisbertt, que era su chofer también fue sobreseído


El asesinato de Rodolfo Illanes causó conmoción en todo el país. Su familia pide justicia. Foto: archivo
Escuchar el artículo   Publicidad Pausar Lectura

12/07/2019

Rino Salazar, excomandamente de la Policía Boliviana, José Luís Aranibar, excomandante de la Policía de La Paz y el sargento Rubén Quisbertt, que habían sido imputados por incumplimiento de deberes y denegar auxilio al exviceministro, Rodolfo Illanes que fue asesinado en Panduro, fueron liberados de toda culpa por el Ministerio Público, señala ANF. 

"Se dispone el sobreseimiento para los imputados: José Luis Aranibar Guzmán, René Rino Salazar Ballesteros y Rubén Quisbertt Patty", señala la resolución que fue emitida por el Ministerio Público el 29 de junio.

Los uniformados fueron procesados porque no habrían previsto las medidas necesarias para resguardar la seguridad del exviceministro Illanes, quien el 25 de agosto de 2016 fue tomado de rehén por los cooperativistas mineros y luego asesinado en la localidad de Panduro.



En febrero de 2017, Araníbar fue imputado por incumplimiento de deberes y denegación de auxilio, porque a su cargo estaba el operativo policial desplegado en Panduro, que derivó en enfrentamientos con los mineros, que exigían al Gobierno la atención a sus demandas.

El coronel Araníbar fue llevado a audiencia cautelar y un juez ordenó su detención domiciliaria.

En septiembre de ese mismo año, Salazar fue imputado por incumplimiento de deberes; sin embargo, no se llevó la audiencia de medidas cautelares porque el exjefe policial había interpuesto algunos incidentes procesales para dejar sin efecto la medida.

La Fiscalía implicó a Salazar porque en su calidad de comandante de la Policía, tenía bajo su mando a todos los efectivos desplegados en Panduro para garantizar la seguridad.



En el caso del sargento, él fue imputado por incumplimiento de deberes en 2018. Quisbertt era chofer de Illanes y el día del hecho, en vez de auxiliar al entonces viceministro, habría escapado del lugar.

Ahora los tres uniformados fueron liberados de toda responsabilidad dentro del segundo proceso abierto por la Fiscalía por el caso Illanes. En el primer proceso, el Ministerio Público acusó formalmente a 14 mineros y un abogado por el asesinato del exviceministro y dicho proceso está en juicio oral.

En agosto de 2016, los cooperativistas mineros bloquearon distintas carreteras del país exigiendo la atención a sus demandas y durante las movilizaciones se enfrentaron a los policías en varias ocasiones, dejando un saldo de varios heridos y detenidos. En ese conflicto perdieron la vida Illanes y otros cinco mineros, cuatro de los cooperativistas murieron por impactos de balas.



 




En esta nota