BOLIVIA

Evo rechaza informe de EEUU que aplaza a Bolivia en lucha contra el tráfico de personas


El jefe de Estado sostiene que la administración estadounidense no tiene "moral" para criticar al Gobierno. Un listado incluye al país en la "lista negra" del delito transnacional

La autoridad nacional sostiene que EEUU busca cualquier pretexto para criticar al país I Foto: archivo.
Escuchar el artículo   Publicidad Pausar Lectura

29/06/2018

El presidente Evo Morales rechazó hoy enérgicamente el informe de Estados Unidos (EEUU) que incluye a Bolivia en la "lista negra" de países que no hacen lo suficiente para combatir la trata y tráfico de personas.

"EEUU no tiene la autoridad moral ni legal para certificar o descertificar a ningún Estado soberano. Bolivia rechaza enérgicamente el intento de ese país de pretender mellar nuestro compromiso en contra de la trata y tráfico de personas" (sic), escribió el jefe de Estado.

Conoce más:



En el documento estadounidense aparecen 22 países, una cifra similar a los 23 del año pasado, aunque cambiaron sus integrantes con la entrada de Bolivia, Birmania, Gabón, Laos, Papúa Nueva Guinea; y la salida de la República Centroafricana, Guinea-Bissau, Guinea, Mali, Sudán y Uzbekistán.

Morales sostiene que "como EEUU no puede criticar nuestra política de lucha contra el narcotráfico, utiliza cualquier excusa para atacarnos. Bolivia no solo cumple sus compromisos, sino que trabajamos junto a nuestros vecinos y la comunidad internacional para combatir la trata y tráfico de personas".

Lea también:

Mike Pompeo, secretario de Estado de EEUU, dijo ayer que "el tráfico de personas es un problema global, pero también un problema local. El tráfico de personas puede ocurrir en un restaurante, un hotel, en una granja o en la casa del vecino".



La publicación detalla que "el Gobierno de Bolivia no cumple plenamente las normas mínimas para la eliminación del tráfico de personas y no demostró un aumento general en sus esfuerzos para hacerlo en comparación con el período anterior”.



 




En esta nota