BOLIVIA

Evo lamenta que Chile no responda el pedido de dialogar sobre el mar


Ha pasado casi un mes desde que el presidente Evo Morales enviara una carta a su homólogo chileno en la que le pide iniciar el diálogo sobre el conflicto marítimo. Hasta ahora no hubo una respuesta de Piñera

El presidente Evo Morales participó en el XLV aniversario de la Escuela Naval Militar en Carcaje, también entrego modulo de sanidad y modulo de prevención de guardia a la escuela Naval militar (Foto: ABI)
Escuchar el artículo   Publicidad Pausar Lectura

02/11/2018

El presidente Evo Morales lamentó este viernes que, a casi un mes de haber enviado una carta a Sebastián Piñera para reiniciar el diálogo por el tema marítimo, el Gobierno chileno no le ha respondido.

“Lamento mucho decir, en base a este fallo de la Corte Internacional de Justicia, enviamos una nota para reiniciar el diálogo, como recomienda, como insta, como invoca la Corte Internacional de Justicia, pasa casi un mes y no hay respuesta”, dijo Morales en el acto de aniversario de la Escuela Naval Militar.

El mandatario mencionó que el fallo de la Corte Internacional de Justicia (CIJ) del 1 de octubre aclaró que, si bien Chile no tiene la obligación de negociar mar, eso no implica que ambos países puedan dialogar para resolver el conflicto.



El 9 de octubre, Morales informó que estaba enviando la carta a Piñera para retomar el diálogo, y entonces el presidente chileno anticipó que entre las condiciones para retomar conversaciones es que Bolivia abandone su aspiración de obtener mar soberano.

El jefe de Estado boliviano agradeció el compromiso de las Fuerzas Armadas por su compromiso en esa “dura lucha”. Dijo que la motivación para seguir en la reivindicación es que Bolivia está con la verdad y la razón.

Aseveró que es una obligación de los bolivianos buscar los mecanismos para lograr la reivindicación. Saludó a las Fuerzas Armadas por hacer investigaciones sobre los caminos que se pueden usar para ese objetivo.

Señaló que por ejemplo está la Convención del Mar, que tal vez Bolivia no la está aprovechando muy bien.





 




En esta nota