POLÍTICA

Evo critica la independencia de poderes y espera repostularse


Aseguró que se está usando la separación de poderes como un instrumento de los pueblos para derrocar izquierdistas. La oposición se queda en la crítica discursiva del recurso del MAS

El presidente dijo que la decisión de su vida es del pueblo, de los movimientos sociales
Escuchar el artículo   Publicidad Pausar Lectura

20/09/2017

Mientras la oposición se repetía a sí misma en sus críticas al recurso abstracto de inconstitucionalidad presentado por el Movimiento Al Socialismo ante el Tribunal Constitucional para repostular al presidente, Evo Morales se probaba el traje de “última esperanza de la izquierda latinoamericana” que le confeccionó el periodista Jorge Gestoso. En una entrevista concedida en Nueva York a la cadena Telesur, algo así como la respuesta ideada por Hugo Chávez a CNN, Morales explicó que en el último congreso del MAS, los movimientos sociales y sectores sociales definieron cuatro caminos para su repostulación. “Esperamos que esos cuatro caminos para una rehabilitación legal, constitucional, puedan garantizarse. Eso estará en manos del pueblo y los movimientos sociales”, dijo el mandatario.  

Esto era la parte final de un diálogo de 17 minutos en el que Gestoso consultó al presidente sobre su homólogo estadounidense Donald Trump. Evo Morales fue calentando motores al describir que “la conspiración” ya no era como antes, que el embajador estadounidense ya no podía reunirse con la oposición ni con la justicia, que Bolivia era un territorio libre de la DEA y la CIA. Cuando Gestoso le recordó que, tras la salida de los palacios presidenciales de Dilma Rousseff y Fernando Lugo por sendos juicios congresales, le aseguró que era necesario saber si él iba a continuar -o aspirar a ello- después de 2020, el presidente aseguró que la llamada independencia de poderes se había convertido en un instrumento del imperio.

“Al margen de cualquier candidatura, para presidentes, o expresidentes, si son antiimperialistas, ya no hay golpe militar, sino golpe judicial. Por más que sean corruptos o sean ilegales, no hay nada para la derecha. Es doble moral, como la llamada independencia de poderes está al servicio del imperio, es una doctrina norteamericana (...) Eso es lo que está pasando ahora. Si son antiimperialistas, hay que condenarlos o anularlos”, dijo Morales. 

En Bolivia
En el país, el recurso de inconstitucionalidad, que pretende darle a Evo Morales una nueva oportunidad de seguir en Palacio Quemado, siguió tres vías. Por un lado la explicación técnica sobre el proceso, dada por el propio Tribunal Constitucional. Por otro lado, la crítica de la oposición que ronda argumentos como el irrespeto a la voluntad popular, pero se queda en lo jurídico y el análisis sin desvelar propuestas políticas. El último camino fue el del MAS, que desde muy temprano trató de copar los medios de comunicación con explicaciones y fundamentaciones de su medida ante el Tribunal Constitucional. 

La explicación técnica tuvo como sede Sucre, la capital y casa del TCP. El presidente de la Comisión de Admisión del TCP, Zenón Bacarreza, informó de que, una vez cumplidos los requisitos de ley, se sorteará al magistrado relator que en 45 días debe elaborar un proyecto de sentencia y poner a conocimiento de la Sala Plena para emitir el fallo correspondiente.

Explicó que en caso de haber observaciones de la Comisión de Admisión, los accionantes tienen un plazo de cinco días para subsanarlas. Aclaró que en caso de rechazarse la acción por parte de la Comisión de Admisión, los accionantes tienen el recurso de queja para presentarlo ante la Sala Plena para que pueda admitir o rechazar el recurso. Esta Acción no puede ser rechazada por razones de forma.

La protesta opositora tuvo múltiples voces, pero dos bandos: la oposición congresal y la ‘inorgánica’. “Consideramos que es un golpe a la democracia y al orden constitucional. En  una democracia lo que se somete a la voluntad del pueblo no puede ser revisado por ningún tribunal. El pueblo es el titular de la soberanía”, dijo en conferencia de prensa el senador demócrata, Óscar Ortiz, que recordó, además, que el gobernador Rubén Costas no se presentará a la reelección aunque se cambie la Constitución.

“El MAS está matando a su ‘wawa’, la Constitución por la que tanto ha luchado. Mata a la wawa para evitar la investigación de la última década de Gobierno”, dijo Arturo Murillo, de UN. Ambos aseguraron que Víctor Gutiérrez y Simón Paredes no son opositores, sino que fueron expulsados de UN y Demócratas por pasarse al MAS. 

Por el lado de la oposición sin representación parlamentaria, los criterios fueron parecidos. “El MAS le da la espalda a la democracia y escoge la ilegalidad.
Niega la soberanía popular expresada el 21-F y desconoce la Constitución”, escribió Mesa en su Twitter. Por su parte, Carlos Böhrt, que representó a la
oposición en la negociación por la CPE, consideró que el MAS le encarga el último ‘trabajo sucio’ a un tribunal constitucional saliente. “Es este Tribunal Constitucional desprestigiado, sin autoridad, que le va a obligar a emitir una sentencia favorable al MAS y a Evo Morales”, afirmó Böhrt.
Por el lado del oficialismo, el mensaje fue unívoco: no se está violando la Constitución, se están restituyendo derechos políticos.

De hecho, el asambleísta Víctor Borda ya habla de posibilidad de reelección indefinida. “Esto significaría que no solo el presidente, vicepresidente, sino también los gobiernos departamentales y municipales (...) puedan repostularse de manera indefinida y el único límite será el voto del pueblo boliviano”, dijo Borda a ANF. 

Los argumentos

A favor, según la bancada del MAS

1.-La Ley Electoral y la Constitución limitan los derechos de los ciudadanos a la participación política al restringir los mandatos.

2.- Esto viola el artículo 23 del Pacto de Costa Rica, que expresa que todos los ciudadanos deben gozar del derecho de participar en la dirección de los asuntos públicos (...) y ser elegidos en elecciones periódicas auténticas, realizadas por sufragio universal, y de tener acceso, en condiciones generales de igualdad, a las funciones públicas de su país.

3.- Según la convención, una ley nacional solo puede reglamentar el ejercicio de los derechos políticos “por razones de edad, nacionalidad, residencia, idioma, instrucción, capacidad civil o mental, o condena, por un juez competente, en un proceso penal”.  

4.- Bolivia se adhirió a esta convención en 1993 y según la misma Constitución Política del Estado, si en un convenio hay derechos que benefician más a un ciudadano, se aplica el que está en el tratado internacional por sobre la ley o la CPE. 

5.- El MAS asegura que este no es un recurso solo del MAS, sino también de la oposición y que permitirá que alcaldes, gobernadores, asambleístas y concejales que ya llevan dos mandatos se puedan repostular.

En contra, según dos especialistas

1.- El Tribunal Constitucional Plurinacional ya se pronunció en 2013 sobre la reelección presidencial y permitió a Evo Morales y Álvaro García Linera optar por un tercer mandato. El recurso debería ser rechazado en la etapa de admisión.

2.- El artículo 168 de la Constitución, que limita la reelección a una sola, fue refrendado por la soberanía popular en el referendo del 21 de febrero de 2016. Si el TCP lo elimina, iría en contra de la voluntad popular, la expresión máxima de la democracia.

3.- Si el TCP da por válido el recurso, estaría reformando la Constitución, porque eliminaría varios artículos y no tiene facultades para hacerlo. Solo se puede reformar la CPE a través de una ley, de una iniciativa ciudadana o de una Asamblea Constituyente. 

4.- El límite a los poderes a través de la alternancia no viene ya solo de la Asamblea Constituyente, sino de la voluntad popular expresada en el referendo del 21-F.

5.- El artículo 32 numeral 2 del Pacto de Costa Rica dice que “los derechos de cada persona están limitados por los derechos de los demás”. Esto, según los constitucionalistas, faculta a los estados a limitar el ejercicio del poder, porque se estaría postergando el derecho del resto de la población.



 




En esta nota