BOLIVIA

Embajada en China pide ayuda para repatriar a reo boliviano desahuciado


El boliviano estuvo detenido por tráfico de estupefacientes y, tras ser declarado en estado crítico de salud, fue liberado en Hong Kong. La embajada busca ayuda para repatriarlo


Imagen referencial
Escuchar el artículo   Publicidad Pausar Lectura

03/01/2019

El embajador de Bolivia en Beijing, Heriberto Quispe Charca, envió una nota a instituciones de la República Popular China, la comunidad boliviana en ese país y “amigos en general” para solicitar cooperación económica con el objetivo de repatriar a Hugo Escóbar Mercado, quien fue liberado de la cárcel de Hong Kong porque padece una enfermedad terminal y que debería viajar incluso acompañado por un médico hasta Bolivia, pero no cuenta con los recursos económicos para hacerlo.

“Después de pasar muchos años en la cárcel de la ciudad de Hong Kong por tráfico de estupefacientes” el boliviano enfrenta un estado de salud que la misiva define como “crítica” y el sistema carcelario de esa ciudad lo “ha dejado en libertad y emitió un certificado de preparativos para su transferencia a Bolivia” el 11 de diciembre del año pasado una certificación del Hospital de Queen Mery, recomendó que un profesional pueda acompañarlo “durante su trayecto a Bolivia”.

A la nota enviada a las instituciones se adjunta una traducción del certificado que señala que “este paciente ha padecido de fibrosis pulmonar idiopática con terapia de oxígeno a largo plazo en 4L. Fue ingresado en nuestra unidad por exacerbación aguda de su condición subyacente y requirió ventilación no invasiva hasta principios de diciembre”. Añade que su hospitalización también fue complicada, pero respondió al tratamiento.

En su nota, el embajador Quispe admite que “conforme a la nota 423/2018 del Ministerio de Relaciones Exteriores del Estado Plurinacional, y la urgente necesidad de realizar la transferencia de nuestro connacional, que acude a las instituciones para lograr la ayuda humanitaria para cubrir el costo de su pasaje y adicionalmente “poder contar con un médico profesional” que pueda acompañarlo. El diplomático proporciona su celular y la de sus colaboradores como números de contacto para apresurar la llegada de la ayuda.



 




En esta nota