SANTA CRUZ

El paro departamental cerrará las vías al interior y exterior del país


Se bloquearán en las zonas de Cordillera, la Chiquitania, los Valles y el Norte Integrado. Se recibieron 2.000 solicitudes para poder circular. Amdecruz y el sector público de nivel central no acatarán la medida


Los cívicos exigen la renuncia de los miembros del Órgano Electoral Plurinacional (OEP). Foto Fuad Landívar
Escuchar el artículo   Publicidad Pausar Lectura

08/07/2019

Santa Cruz la región más importante del país, en términos económicos, realizará un paro mañana martes en rechazo a la reelección del binomio oficialista Evo Morales –Álvaro García Linera. Además, el bloque cívico, que organiza la medida de presión, exige la renuncia de los vocales del Órgano Electoral Plurinacional (OEP), por habilitar a la dupla, pese a existir un referéndum que rechazó la repostulación de ambos candidatos. Son 24 sectores los que confirmaron el apoyo a esta iniciativa, incluso se bloquearán los principales puntos que conectan a Santa Cruz con el resto del país: en los Valles, en el Chaco, la Chiquitania y El Norte integrado.

El presidente del Comité Cívico Pro Santa Cruz, Luis Fernando Camacho, informó que la medida incluso es apoyada por el sector empresarial que “entiende que hay que defender la democracia”. A este sector se suma el apoyo de transportistas y gremialistas.

Hay que recordar que la región aporta, según el Instituto Nacional de Estadística (INE), hasta el 29% del Producto Interno Bruto (PIB) de Bolivia, calculado en $us 40.000 millones.



Transporte se movilizará

En este contexto de protesta se prevé que cerca de 40.000 transportistas tanto del sector pesado como del transporte público cruceño acate la medida.

“Vamos apoyar la medida. Los compañeros transportistas si están en ruta pararán”, anticipó Juan Yucra, dirigente de la Federación de Transporte pesado de Santa Cruz. Incluso el dirigente calculó que solo de su gremio participarán 2.000 afiliados.

El también dirigente de este sector, Oscar Michel, dio que se efectuarán bloqueos en las principales vías del departamento: la carretera bioceánica, que conecta Santa Cruz con Brasil, en la ruta al norte: que une la región con el interior del país, y en el sur oeste, vía con la que el país se vincula a Argentina y Paraguay.



“Vamos a acatar en diferentes puntos del departamento, así que el camión o transportista que esté en diferentes puntos del departamento parará y bloqueará cruzando su motorizado sobre la carretera”, explicó Michel.

Especificó que el paro se acatará a partir de las cero horas de este martes. “Los que estamos en Santa Cruz nos apostaremos en las avenidas más cercanas”, dijo.

Medida pacífica

Camacho reiteró que la medida es pacífica, y que cuenta con el apoyo unánime de los 24 sectores que están afiliados al Comité Cívico.

Con relación a la coordinación del paro, detalló que arrancará a partir de las cero horas, con un pequeño acto en el monumento al Cristo Redentor.



El dirigente recordó que la extrema medida busca defender la democracia, por la habilitación del binomio oficialista (Morales-García Linera) a cargo de los actuales vocales electorales.

“Exigimos la renuncia del tribunal electoral y que dé la tranquilidad que necesita el pueblo boliviano. Necesitamos un árbitro imparcial. Que en el proceso electoral no participe un binomio ilegal que el pueblo boliviano decidió que no vaya”, explicó.

El líder cívico expresó que se necesita gente notable que garantice el voto de los bolivianos.

Con relación a los permisos de circulación hasta ayer se habían recibido cerca de 2.000 cartas para solicitar permisos de circulación. Además, de forma oficial el Comité solicitó resguardo policial para todos los que están asumiendo la medida de presión.

“Lo hemos pedido porque es una medida pacífica, y que ellos resguarden a los que estamos protestando”, dijo.

Agregó que todo el sector empresarial a través de la Federación de Empresarios Privados de Santa Cruz (Fepsc), de forma unánime decidió, en una asamblea, sumarse a la medida.

Además, indicó que se coordinó con los 130 dirigentes cívicos de provincias para que la medida de presión sea exitosa.

Por otro lado, Walthy Egüez, presidente de la Federación de Juntas Vecinales de Santa Cruz (Fejuve) informó que se realizarán movilizaciones en los 1.700 barrios de la ciudad.

“Las juntas vecinales van a salir a las principales avenidas y calles de la ciudad. Esa es la instructiva que hay”, afirmó.

Amdecruz no acatará

Sobre el tema, Rodolfo Vallejos, presidente de la Asociación de Municipios Cruceños (Amdecruz), dijo que los 55 municipios afiliados a la institución decidieron trabajar con normalidad.

El munícipe calificó de política la medida y sostuvo que el Comité Cívico no tiene tuición a la hora de exigir la renuncia de los vocales del OEP.

En esa línea precisó que es competencia de la Asamblea Plurinacional remover a los integrantes del ente electoral.

Dio cuenta que los cerca de 20.000 trabajadores municipales del departamento realizarán sus labores con normalidad. “Seremos vigilantes para que la población no acate el paro”, dijo.

En esa línea, Edgar Montaño, presidente de la Brigada Parlamentaria de Santa Cruz, sostuvo que la extrema medida es ilegal porque viola los artículos 21 y 46 de la Constitución Política del Estado (CPE). El primero refiere a la libre circulación. El segundo habla del libre acceso al trabajo.

“Llevarán a la unión juvenil para obligarnos a no salir a nuestras fuentes de trabajo”, indicó.

Informó que desde el nivel central se instruyó a las entidades públicas y sus funcionarios trabajar con normalidad.

Medida de poco impacto

Expertos consultados afirmaron que es difícil que la demanda del paro se cristalice. Sin embargo, en criterio de los analistas, servirá para concienciar a la población sobre la lucha que llevan adelante los cívicos, plataformas ciudadanas y políticos opositores.

El constitucionalista José Luís Santistevan resalta que en 100 días habrá elecciones y ese es un proceso político irreversible, por lo que considera poco probable la renuncia del árbitro electoral.

“La medida de paro cívico es una protesta, pero más será el daño a los ciudadanos que su efectividad. Por tanto, es una medida desfasada en el tiempo, habiendo otras alternativas más efectivas”, aseguró.

En criterio de José Rafael Vilar, operativamente es difícil que se consiga el cambio del Tribunal, pero ve posible “una fuerte concienciación de la población, y es muy positivo”.

El analista, Álvaro Puente, cree que de acuerdo con la postura que asume el oficialismo es poco probable que el paro cívico pueda lograr bajar la candidatura del MAS y cambiar el escenario.



 




Notas Relacionadas



En esta nota