BOLIVIA

El fallo de La Haya por la demanda marítima se conocerá el 1 de octubre


Bolivia pide un diálogo de buena fe para resolver el diferendo. Chile asegura que no existen compromisos incumplidos a lo largo de la historia y llama a consulta a sus autoridades

La sentencia será leída en el palacio de Paz de La Haya, a las 09.00, hora boliviana I Foto: internet
Escuchar el artículo Pausar Lectura

Hace 6 días

La Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya anunciará el lunes 1 de octubre a las 15:00, hora de Holanda, y 09:00 hora nacional, su decisión sobre el juicio marítimo, iniciado en 2013 por Bolivia contra de Chile. La audiencia tendrá lugar en el Palacio de la Paz. 

"El lunes 1 de octubre de 2018 a las 15:00 (9:00 am en Bolivia) en el Palacio de la Paz de La Haya, la Corte Internacional de Justicia hará conocer su sentencia en el caso: Obligación de Negociar Acceso al Océano Pacífico (Bolivia v. Chile)" (sic), informó el agente nacional ante esa instancia, Eduardo Rodríguez Veltzé.

El proceso está enmarcado en el pedido de Bolivia de una negociación de buena fe que resuelva el centenario diferendo y que devuelva al país una salida soberana al océano Pacífico. El argumento se sustenta en los compromisos incumplidos por Chile a lo largo de la historia.

Mientras que la administración de Sebastián Piñera sostiene que "el Gobierno de Chile espera con tranquilidad el fallo que dictará la Corte Internacional de Justicia. El Gobierno reitera su apego al derecho internacional y en especial su respeto a los tratados de límites vigentes".

El procedimiento ante el tribunal internacional comenzó el 24 de abril de 2013, cuando el gobierno de Evo Morales presentó la demanda ante la CIJ, buscando que se obligue a Chile a negociar una salida al mar con soberanía.

Tuit del agente nacional en La Haya:

Los alegatos orales del caso, etapa final del proceso, se realizaron entre el 19 y el 28 de marzo pasado, tras la etapa escrita y una objeción preliminar presentada por la vecina nación a la competencia del ente judicial.

Las autoridades chilenas aseguran que no está en juego la soberanía de su país, discurso reiterado en varias ocasiones tanto por las autoridades del Gobierno de Michelle Bachelet, como por las de la actual administración, de Piñera.

Mientras que desde Bolivia se sostiene que existe solvencia en la posición expuesta ante los tribunos e incluso se perfila ya una etapa post La Haya, reiterando que no se quiere ni ganadores ni perdedores producto del proceso.



 




En esta nota