SOCIEDAD

El cardenal Ticona llegó al Vaticano únicamente con su asistente


Lo recibió el embajador de Bolivia, Julio César Caballero. La Conferencia Episcopal de Bolivia informó que en breve parten otras autoridades eclesiales para acompañarlo. El presidente Morales también irá

La Iglesia boliviana se lo toma como un reconocimiento a un hombre ligado a una vida modesta
Escuchar el artículo Pausar Lectura

26/06/2018

El cardenal Toribio Ticona arribó ayer a Roma a las 8:30 (14:30 hora de Bolivia) después de 14 horas de vuelo,  llegó solo con su asistente Pablo Ponce y lo recibió el embajador de Bolivia en el Vaticano, Julio César Caballero. Inmediatamente fue conducido a la que será su residencia por al menos 10 días, la casa Santa Marta, adyacente a la basílica de San Pedro. Ahí mismo mora el papa Francisco y en palabras del diplomático Caballero, nuestro prelado emérito de Coro Coro ya goza de los privilegios de un cardenal.   

“Llegó bastante cansado y con el efecto del jet lag (síndrome de cambio de zona horaria)”, comentó el diplomático que está atareado organizando una cena de regocijo en su honor. 

El prelado de 81 años estará en la ceremonia central denominada Consistorio ordinario público para la creación de nuevos cardenales que se realizará el jueves 28, para investir a 14 nuevos cardenales. La misma dura aproximadamente dos horas y se efectuará en la basílica de San Pedro, presidida por el papa en persona. 

Se estila que a esta ceremonia acudan en calidad de invitados todo el cuerpo diplomático del Vaticano y los familiares de los cardenales que pudieron llegar hasta allá. A su vez, la Secretaría General de la Conferencia Episcopal Boliviana emitió un comunicado que da cuenta de que una delegación de la Iglesia partirá para acompañar a Ticona. La misma estará encabezada por monseñor Ricardo Centella (presidente) y monseñor Óscar Aparicio (vicepresidente), además de monseñor Edmundo Abastoflor (arzobispo de La Paz) y monseñor Percy Galván (sucesor de monseñor Toribio en la Prelatura de Coro Coro). 

Otro asistente a la ceremonia es  el presidente Evo Morales, a quien  en las últimas horas la CEB cursó una invitación para participar de estos actos y para que, “con su presencia, represente a los bolivianos en este acontecimiento que resalta el compromiso de la Iglesia Católica con los más pobres”.

La alegría por la designación del segundo cardenal boliviano (el primero fue Julio Terrazas) es evidente a medida que se acerca la hora del acto de investidura. En palabras de Caballero: “Es una gran alegría cuando se logra tener un cardenal. Los cardenales son un selecto grupo que está al lado del santo padre, es tener en la oreja del papa Francisco las palabras de los bolivianos”.

Agregó que a cada cardenal investido se le asigna una parroquia en Roma. “No sabemos aún cuál será la nuestra, pero esta se convertirá en la parroquia de los bolivianos”, concluyó.

Desde la Iglesia

El vocero del arzobispado cruceño, Edwin Bazán, manifestó que este rito se ha simplificado con el tiempo y que en la actualidad consta de tres momentos importantes: la entrega de la birreta, del anillo y del título, además de la homilía del papa. 

Explicó además que los cardenales son colaboradores y consejeros del papa, tienen una relación más cercana con él y fundamentalmente son electores y elegibles. “En el caso de que haya un cónclave y se tuviera que elegir un nuevo papa. Ahí radica una de las diferencias principales entre un cardenal y un cardenal emérito (como será nombrado Ticona), pues a este último el código de derecho canónico establece ciertos límites, fundamentalmente por la edad”. 

Bazán aprovechó para destacar que Ticona como emérito (jubilado) ya no tiene la obligación de asistir a las reuniones de la CEB, sin embargo siempre va. “A pesar de su condición por  el Parkinson y de que ya no tiene la responsabilidad, se hace presente, lo cual muestra que quiere seguir alimentando este vínculo con los obispos, eso nos habla claramente que está unido a ellos y no enfrentado como se lo ha querido hacer ver en el último tiempo”.

El programa del Jueves

Acto de investidura

Se realizará el jueves a las 16:30 hora de Roma (20:30 hora de Bolivia) en la basílica de San Pedro. Allí se va a nombrar como cardenales a 14 hombres de fe de diferentes partes. 

Paso 1 de la ceremonia
Saludo litúrgico, oración, lectura del Evangelio (Mc 10. 32-45).

Paso 2
El primero de los nuevos cardenales se dirige entonces al santo padre en nombre de todos.

Paso 3
Homilía del papa.

Paso 4
El papa lee la fórmula de creación y proclama solemnemente los nombres de los nuevos cardenales, su título o diaconía. 

Paso 5
Sigue la profesión de fe (el credo) y el juramento.

Paso 6
Cada nuevo cardenal se aproxima al santo padre y se arrodilla ante él para recibir el birrete cardenalicio, el anillo cardenalicio y la asignación de un título.

Paso 7
El rito concluye con el rezo del Padrenuestro.

Paso 8
El viernes, el papa celebra misa con los nuevos cardenales.