POLÍTICA

El TSE adelanta las elecciones y los opositores ven obediencia a Evo


Las generales serán una semana antes de lo previsto, para no coincidir con las presidenciales de Argentina. Allí está la mayor cantidad de electores bolivianos en el exterior. Morales lo había pedido en febrero


El Órgano Electoral se reunió por dos días en la ciudad de Cochabamba
Escuchar el artículo   Publicidad Pausar Lectura

20/03/2019

Bolivia irá a las urnas una semana antes de lo previsto. Ayer, en una conferencia de prensa, María Eugenia Choque, presidenta del Tribunal Supremo Electoral, anunció que se adelantaban los comicios generales para el 20 de octubre. Justificó la decisión al informar que el 27, fecha inicialmente prevista para las elecciones en Bolivia, también habrá presidenciales en Argentina y en Uruguay. Aseguró que al TSE se le hacía difícil garantizar la seguridad, el préstamo de recintos, la instalación de mesas de sufragio en esos dos países si había superposición de procesos.

Los argumentos no eran nuevos, solo eran más amplios de lo que ya había dicho el presidente Evo Morales, cuando en febrero pidió que se adelante el sufragio. Es por eso que ahora la oposición ataca al Tribunal Supremo Electoral (TSE) y lo ve obediente a cada pedido del oficialismo, que sale en su defensa y considera la decisión como “mesurada”.

Estandartes



Hay algunas posiciones intermedias, que justifican el adelantamiento de los comicios, pero que igual critican al TSE. En ella está Virginio Lema, presidenciable del MNR. Para él, no hay ningún problema con la nueva fecha, entiende que se debe a las elecciones en Argentina, donde está el mayor número de votantes bolivianos en el exterior, 116.568 empadronados para el referendo del 21-F (en Uruguay solo se inscribieron 129 electores, menos que en Japón o en Suecia), pero critica que la decisión haya llegado luego de que Evo lo pidiera. “Aquí se demuestra que lo que el presidente dice se hace”, reclama. Sin embargo, cree que no hay que perder el tiempo en lamentaciones y asegura que no va a aceptar a Morales como presidente. “No podemos reconocer a un candidato que es ilegal”, justifica.

Más o menos en esa última línea coincide Edwin Rodríguez, candidato a la vicepresidencia por Bolivia Dice No. “Veremos hasta el 20 de octubre si llega a las elecciones el binomio cuestionado. El pueblo no va a permitir actores ilegales, seguirá en la lucha para que se respete la voluntad expresada en el 21-F y el Tribunal Supremo Electoral podrá rectificar su error”, dijo. Para él, esta nueva decisión del TSE “confirma la sumisión” al Gobierno porque ha movido la fecha tras el pedido del presidente y así deja dudas de su independencia.

Más allá de eso, cree que ya hay una fecha marcada y esto permite a los candidatos trabajar en una agenda y un cronograma de actividades para la carrera electoral.

Leopoldo Chui, postulante a la vicepresidencia por Panbol, eligió la palabra ‘manipulación’ para definir la relación entre el Órgano Ejecutivo y el Electoral. No cree que el problema haya sido el “choque de elecciones”, sino una línea marcada de obediencia del TSE a la Presidencia. Dice que la superposición de comicios se pudo resolver con una organización eficaz y que, en caso de que haya una segunda vuelta, pone la fecha muy cerca de Navidad y de Año Nuevo, con la población enfocada en las fiestas y, según augura, muy dispuesta a aceptar hasta “un fraude electoral”.



Otro candidato a vicepresidente que considera que esto favorece al binomio del MAS es Gustavo Pedraza, compañero de fórmula de Carlos Mesa en Comunidad Ciudadana. Consultado sobre si esto significa que su alianza renunciaba a disputar la preferencia del electorado boliviano que vive en Argentina, Pedraza respondió que no, pero que los bolivianos residentes en el vecino país bien pudieron atender ambos comicios, que solo les hubiese tomado media jornada para sufragar, pero ahora el MAS se podrá dedicar a la elección en Argentina. Dice que el número de votantes puede ser decisivo en unos comicios competitivos. “Con todo esto, no podemos decir que va a ser una elección transparente. Van a ser elecciones manipuladas”, dijo.

En consonancia con el resto de los candidatos opositores, Pedraza asegura que la decisión del Tribunal es una evidencia irrefutable de que el Tribunal actúa “a la carta del partido de Gobierno, obedece pedidos”.

“Es una evidencia más de que el árbitro está al servicio del Gobierno. Esto va a bajar a cero, definitivamente, los niveles de confianza de la sociedad en esta autoridad. Los únicos que confían en el Tribunal son los que van a votar por el MAS”, remató.

Al paso de estas declaraciones salió Víctor Borda, presidente de la Cámara de Diputados. Fue el oficialista el que calificó de ‘mesurada’ la decisión del TSE. Consideró que primaron los factores técnicos y que ahora lo único que falta es entrar en la campaña y llamó a todos los partidos a presentarle sus propuestas al pueblo.

Respuestas



Contrario a las palabras de los opositores que aseguran que esto beneficia a Evo, para Borda esto ‘destierra’ los rumores de quien decía que el Gobierno quería prorrogarse sin ir a las elecciones o que Evo Morales busca ciertas ventajas. “Mantener como una presunta fecha el 27 de octubre significaba inhibir del ejercicio del derecho de la ciudadanía, a varias bolivianas y varios bolivianos que por circunstancias de la vida se encuentran con residencia en Argentina o en Uruguay”, aseguró.

Eso no convenció a Víctor Hugo Cárdenas, presidenciable por UCS. Para el exvicepresidente de la República no es noticia la nueva fecha de las elecciones, sino el hecho de que “otra vez se obedece una orden de Palacio, se acata el capricho del Ejecutivo, que ya ordenó públicamente que se cambie la fecha de elecciones”.

Al igual que René Rodríguez, vocero del Frente Para la Victoria, Cárdenas dice que el empadronamiento en Argentina se ha vuelto una razón de Estado para el TSE, pero no se pone el mismo esfuerzo en ciudades del exterior donde hubo protestas a favor de que se respete el voto del referendo del 21-F.



 




En esta nota