POLÍTICA

Descongelan las regalías de Incahuasi para Santa Cruz y Costas carga contra el MAS


Tras seis meses con las cuentas congeladas, ayer YPFB desbloqueó más de Bs 180 millones. Costas quiso ser conciliador en su discurso, pero terminó atacando

Rubén Costas hizo el anuncio de que habían descongelado las regalías, en la Exponorte. Foto: Gabriel Vásquez
Escuchar el artículo Pausar Lectura

18/05/2018

Rubén Costas eligió su tierra para dar la noticia que el departamento de Santa Cruz había esperado seis meses: desde la Exponorte, anoche en Montero, el gobernador confirmó que Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) transfirió las regalías del megacampo gasífero Incahuasi a las cuentas fiscales de la Gobernación, un estimado de más de Bs 180 millones, tras descongelarse el pago de este ingreso luego de que un segundo estudio técnico ratificó -como en 2016 ya lo había establecido el primer trabajo- que el 100% de la reserva es cruceña y que el beneficio no se comparte con Chuquisaca.

“La segunda cosa que quiero hoy decirles con la tranquilidad de conciencia, con mi espíritu calmado, sin ninguna euforia, sin ningún triunfalismo... porque justo hoy me han comunicado que se han descongelado los recursos de regalías para el departamento”, dijo el también presidente del partido opositor Movimiento Demócrata Social (MDS), para júbilo de los centenares de asistentes cobijados por la muestra ferial del norte, entre quienes se encontraba un silencioso ministro de Desarrollo Rural y Tierras, Eugenio Rojas. Nada dijo tras el anuncio y así se retiró el colaborador del presidente Evo Morales. 

Inicialmente, Costas sonaba conciliador. “No vamos a buscar responsables ni odios”, añadió al dar la noticia. Y es que, a raíz de la puesta en duda de los límites territoriales entre Santa Cruz y Chuquisaca y gracias a una decisión del Tribunal Constitucional Plurinacional, que aceptó un recurso que interpuso la administración del gobernador chuquisaqueño, Esteban Urquizu, en 2017, entre abril y mayo se disparó una escalada de conflictos que movilizó a las instituciones de esa región con la esperanza de compartir los ingresos que produce el megacampo. 

Después de tanto lío y con el perjuicio de tener bloqueados alrededor de Bs 33 millones por mes correspondientes a esas regalías,  Costas incluso aclaró que no se considera enemigo del presidente Morales, jefe nacional del Movimiento Al Socialismo (MAS), que es su rival, pero no su enemigo.  Todo a pesar de la afectación para el pago correspondiente a proyectos y obras entre 2017 y 2018.

Pero luego, aparentemente, cambió de opinión. En su cuenta oficial de Twitter, la crítica de Costas fue más incisiva. “Pasaron casi 6 meses para que descongelen las #Regalías, que significan progreso. Gracias #SantaCruz por la unidad que derrotó (a) la manipulación del MAS en este conflicto que pudo evitarse con la verdad. Ahora queda recuperar el tiempo perdido para seguir con las obras y servicios”, publicó el gobernador.

También puedes leer:

El Gobierno no respondió
Pese a que se consultó anoche, no hubo ninguna respuesta del Gobierno ni de los voceros cruceños del MAS en la Asamblea Legislativa Plurinacional a la acusación del gobernador. Vía telefónica se contactó a la ministra de Comunicación, Gisela López, para pedirle un punto de vista, pero ella dijo que vería quién de los ministro podría referirse a Incahuasi, cosa que no sucedió hasta el cierre de esta edición, a la 1:50 de hoy.

También se llamó insistentemente al ministro de Gobierno, Carlos Romero, quien es además coordinador político del Gobierno en Santa Cruz, pero sus edecanes de la Policía explicaron que estaba en una reunión y no podía atender la llamada. Si se cuenta a Rojas, que estaba en el acto de Exponorte, en total se buscó la palabra de tres ministros de Evo Morales, pero no hubo respuestas.

Se buscó también la palabra de la senadora Adriana Salvatierra y del diputado Édgar Montaño, pero ambos tenían sus teléfonos apagados antes de la medianoche.

Te puede interesar:



En la misma línea del discurso de Costas, su secretario de Energía, Hidrocarburos y Minas, Herland Soliz, manifestó anoche que “Chuquisaca fue mártir de este hecho, nunca le dijeron la verdad, y eso hace que los hermanos chuquisaqueños se enfurezcan”. Mientras que el activista de la plataforma opositora Eduardo Gutiérrez señaló que “el Gobierno centralista intentó sin éxito usar el conflicto por Incahuasi para buscar dividirnos y distraer la lucha por la democracia y el 21-F, pero no lo logró y Bolivia más unida que nunca hará respetar su voto”.

Tal como había anunciado el ministro de Gobierno en días pasados, las regalías se descongelaron esta semana, pero el dinero del que se dispone ahora ya está distribuido en el pago de compromisos que la Gobernación había dejado en suspenso hasta ahora, según explicó en días pasados José Luis Parada, asesor general del gobernador Rubén Costas.

También puedes leer:



La negación de Chuquisaca

A quien no le hizo gracia la noticia fue al secretario jurídico de la Gobernación de Chuquisaca, Armin Cortez, que señaló que la única autoridad que puede dejar sin efecto la orden de congelar las regalías es el juez de garantías de Sucre. “Mientras eso no ocurra, no se puede descongelar las regalías”.

Cortez dijo que si en verdad se descongelaron las cuentas cruceñas, esa sería una decisión del Ministerio de Economía y que, de todas formas, “es un acto ilegal, por cuanto hay una medida precautoria que está en manos del juez”.

En un acto de negación, el secretario jurídico de Urquizu dijo que no se notificó a la Gobernación de Chuquisaca con ninguna disposición del juez de garantías que dispuso el congelamiento.

Los antecedentes

El objeto en disputa
La empresa canadiense Sproule International Limited presentó el 11 de mayo el segundo estudio técnico sobre Incahuasi-Aquio, que ratificó su pertenencia a Santa Cruz, departamento que recibirá más de Bs 180 millones por seis meses.

La conclusión
Sproule considera que el reservorio Huamampampa, en sus tres bloques (HMP1, HMP2 y HMP3) de los campos Incahuasi y Aquio, se encuentra localizado única y exclusivamente dentro de la jurisdicción de Santa Cruz.



 




En esta nota