LA PAZ

Denuncian que un juez privilegió con el arresto domiciliario a un hombre que pagó para que violen a su esposa


Denuncian también que el administrador de la justicia ha dispuesto que el agresor cumpla el arresto domiciliario en la casa que comparte con la víctima


Imagen referencial | Internet
Escuchar el artículo   Publicidad Pausar Lectura

23/12/2018

Roberto Flores, el hombre que pagó a un tercero para que violen a su esposa en Santa Cruz, fue beneficiado con arresto domiciliario pese a haber planificado el vejamen sexual. 

Antes del vejamen Flores había solicitado a su pareja que le cumpla una "fantasía": tener relaciones sexuales con otro hombre u otra mujer, pero ante la negativa, el acusado planificó el delito.

Contactó a Jesús E. Fernández, de nacionalidad peruana, y le ofreció un monto de dinero para poder ver cómo este sujeto violaba a la mujer, que al momento del ultraje se encontraba en estado de inconsciencia ya que Flores, minutos antes, le habría suministrado un somnífero en una lata de cerveza. 



Ella despertó en la madrugada ensangrentada y adolorida, con hematomas y golpes en el cuerpo; sin embargo, no supo lo que había sucedido hasta que Fernández se presentó en horas de la noche a cobrar el monto de dinero acordado. Una vez hecha la denuncia, ambos hombres fue aprendidos. 

En la computadora y el celular de Flores se encontraron videos pornográficos y también imágenes de la agresión sexual que sufrió la mujer, pese a ello un juez cautelar le otorgó arresto domiciliario en la casa donde también vive la víctima. 

A su vez, Jesús E. Fernández fue enviado al penal de Palmasola con detención preventiva por el delito de violación. 

La víctima de 29 años pide justicia, "fui víctima de un abuso sexual por parte de mi esposo que pagó a un tipo para que entre a mi casa y me viole, abuse y haga todo lo que quiera de mí", dijo.



Denunció que su pareja ya la había drogado en anteriores oportunidades y cometía una serie de maltratos en su contra. Pide la tenencia de sus dos hijas de 9 y 5 años. 



 




En esta nota