SEGURIDAD

Condori quiere trabajar en La Paz; Denny fue sepultado en su pueblo


El minero sobreviviente pide al Gobierno un trabajo para no regresar a Chile. Ayer enterraron el cuerpo de Denny en Santa Rosita, en el norte cruceño; el cuerpo de su padre quedó sepultado en la mina


Leonardo Condori estará un mes con los suyos, pero espera conseguir un trabajo para quedarse. Foto: APG NOTICIAS / YULAY PAZ
Escuchar el artículo   Publicidad Pausar Lectura

21/06/2019

Alegría y tristeza. La felicidad se instaló ayer en La Paz. Leonardo Condori, el minero que sobrevivió a los derrumbes al interior de la mina Directorio 8, punto San José, en Tocopilla, llegó a la sede de Gobierno para reunirse con su familia. No pretende volver a Chile y buscará trabajar en el país. La pena estuvo en Santa Cruz. Los restos de Denny Veizaga, que falleció en el accidente del mismo yacimiento, llegaron a su pueblo natal: Santa Rosita, comunidad del municipio de San Pedro, en la provincia Obispo Santistevan.

Leonardo Condori aterrizó a las 7:45 en el aeropuerto militar de El Alto. Llegó en un avión de la Fuerza Aérea Boliviana (FAB) junto a su hermano. En la pista estaban sus familiares, quienes le pidieron que no regrese al norte de Chile, donde trabajaba en la minería. Él no quiere volver a migrar, pero eso dependerá de si consigue trabajo. “Es una felicidad estar acá (en La Paz) con mi familia, no quiero separarme más. Dios me dio una nueva oportunidad para vivir, y quiero estar al lado de mis seres queridos”, afirmó.

“Mi idea es quedarme acá (en La Paz) por lo menos un mes, quiero estar con mi familia, pero también debo trabajar y si es que encuentro un trabajo acá me quedo”, remarcó el sobreviviente.



La sobrevivencia

Leonardo sobrevivió al accidente al interior de una mina en Tocopilla. Dos derrumbes provocaron que se quedará atrapado junto a Salomón y Denny Veizaga, quienes fallecieron.

Condori relató que se agarró de una madera para no ser arrastrado por la mazamorra. Luego del primer derrumbe -dice- los otros dos bolivianos estaban con vida. A Denny lo tenía cerca, pero este decidió ir por su padre; entonces ocurrió el segundo colapso de tierra y ya no supo más de ellos.

Restos de Denny, en Santa Rosita



Tristeza, llanto y dolor, marcaron la llegada del cuerpo de Denny Veizaga (22) a Santa Rosita donde aguardaban sus familiares y vecinos con flores y velas. La familia lo veló hasta las 15:00, para luego darle cristiana sepultura.

Además del dolor por la muerte de Denny, su familia debe resignarse a que el cuerpo de Salomón Veizaga se quede en la mina ya que no pudieron rescatarlo por lo riesgoso del lugar, por lo que realizaron un acto simbólico fuera de la mina en honor a Salomón.

“Hace ocho años que mi marido se fue de Santa Rosita, todo para buscar una mejor vida para nosotros; luego, hace un año, Denny se fue con su mujer para trabajar con su padre en la mina. Jamás pensé que pasaría esta tragedia”, dijo Celia Soto, madre de Denny y esposa de Salomón.



 




En esta nota