BOLIVIA

Cocaleros piden renuncia de Morales y deciden permanecer en La Paz


La concentración masiva coronó una marcha de unos 200 cocaleros desde La Asunta (en los Yungas) hasta La Paz, para demandar el cese de la erradicación de cultivos ilegales en la región

La multitudinaria movilización arribó esta jornada tras seis días de caminata I Foto: APG Noticias.
Escuchar el artículo Pausar Lectura

03/09/2018

Una protesta de cocaleros de la región de los Yungas, apoyada por algunos grupos de oposición, pidió este lunes la renuncia del presidente Evo Morales. El Gobierno acusa a los movilizados de desestabilización.

"La lucha ha empezado (...) de lucha sectorial vamos a pasar a una lucha nacional hasta que renuncie este gobierno, queremos verles en la cárcel", dijo el secretario ejecutivo de los sindicatos de los Yungas, Tito Flores, en un discurso en la plaza San Francisco, en el centro de la capital La Paz, según un reporte de AFP.

El rector de la UMSA, Waldo Albarracín, llamó por su lado una movilización "hasta que este Gobierno desista de estar en el poder", mientras que existe un pliego de cinco puntos que amenaza con convulsionar La Paz si no se atienden sus demandas.

Te puede interesar: Cocaleros colapsan La Paz y el Gobierno denuncia afanes desestabilizadores

La concentración masiva coronó una marcha de unos 200 cocaleros desde La Asunta (en los Yungas) hasta La Paz, para demandar el cese de la erradicación de cultivos ilegales en la región, la libertad de su principal dirigente, Franclin Gutiérrez, y el castigo de los responsables de la muerte de dos labriegos en enfrentamientos con la policía.

Poco antes, en la misma zona, un policía murió y otros siete resultaron heridos en choques con cocaleros.

Lea también I Gobierno amenaza con sancionar a cocaleros de Yungas que marcharon con sus niños

"Si no cumplen (con esos pedidos) vamos a declarar lucha permanente contra el gobierno, con bloqueo de caminos" en todo el país, amenazó Flores.

El ministro de Desarrollo Rural y Tierras, César Cocarico, aseveró que la protesta cocalera "ya se trastorna, porque en el fondo están buscando la desestabilización del gobierno del presidente Evo Morales".  

Puedes ver I Gobierno amenaza con sancionar a cocaleros de Yungas que marcharon con sus niños

"Esta marcha está defendiendo cultivos ilegales de hoja de coca, cultivos excedentarios de coca, aquellos que están ubicados en la zona roja, ilegal", criticó a su vez el ministro de la Presidencia, Alfredo Rada.

Cerca a unas 3.000 personas se adueñaron de la plaza San Francisco, en medio de gritos se quemó la bandera del MAS. Al finalizar el cabildo, los distintos líderes de los movimientos sociales, invitaron a la población a unirse a la marcha que se llevará a cabo mañana.

El recorrido:

Con el rostro cansado, la respiración agitada y la mirada perdida en el cielo, así llegaron  los cocaleros de los Yungas a la sede de Gobierno esta mañana. Por delante iban niños y mujeres.

Casi al medio día irrumpieron en la zona de Villa Fátima, ahí los esperaban otros productores del arbusto y en medio de un caluroso abrazo descansaron en dependencias de Adepcoca.

No había tiempo para descansar, en menos de diez minutos, la masiva marcha volvió a emprender su camino hacia el centro paceño. En su camino, la gente salía de sus casas para darles agua, otros víveres y algunos comida.

El recibimiento de los ciudadanos fue caluroso, mientras los cocaleros gritaban: “Esto es Bolivia no es Venezuela”, “Evo asesino, ten cuidado”, los distintos transeúntes los aplaudían, las movilidades respondían a los gritos con bocinas.

Video del cabildo en San Francisco:

Al llegar a la plaza Villarroel, el teleférico blanco impacto a los cocaleros quienes boquiabiertos observaron a las cabinas pasar por encima de ellos. Los niños estaban deslumbrados algunos se sacaron fotos con sus familiares.

A las 13:30, la marcha llegó al centro paceño, ahí la gente no fue ajena y los recibió nuevamente con aplausos, desde los edificios varias personas sacaron sus banderas en apoyo a los marchistas.

Ya ubicados en la Plaza San Francisco, se desató la fiesta, en media plaza se improvisó por colocar una tarima; desde ahí un conjunto musical daba la bienvenida a los distintos cocaleros.

Ahí se concentraron distintas organizaciones, llegaron cocaleros de La Asunta, Chulumani, Irupana y del norte de los Yungas. A ellos se sumaron los estudiantes de la UEPA, el Magisterio, Artesanos independientes, plataformas del 21-F, fabriles, sobrevivientes de la dictadura, la UMSA, gremiales del Alto, Ponchos Rojos e integrantes del Colegio Médico.

 



 




En esta nota