POLÍTICA

Caso Odebrecht: La defensa de Landívar pide que se investigue a Patricia Ballivián


La lógica es que el detenido en Palmasola era solamente vocal de la comisión que calificó a Odebrecht y Ballivián fue secretaria. Ella deslindó toda responsabilidad


Humberto Landívar, el exfuncionario del Servicio Nacional de Caminos que fue enviado el jueves a Palmasola
Escuchar el artículo   Publicidad Pausar Lectura

23/02/2019

La defensa de Humberto Landívar, detenido desde ayer pese a que tiene más de 60 años y está aquejado por un cáncer, pide que al menos se investigue a la ex gerenta administrativa y financiera del Servicio Nacional de Caminos Patricia Ballivián, que, en su criterio, tuvo “más responsabilidad” que su defendido en la comisión de calificación para la adjudicación de los tramos Roboré-El Carmen y El Carmen-Arroyo Concepción.

El informe de la Asamblea señala que Landívar, en su condición de gerente de Construcciones del desaparecido Servicio de Caminos, fue responsable de la elaboración de los pliegos de licitaciones de esas rutas.

En este punto, la abogada Audalia Zurita advirtió que su cliente fue vocal de la comisión. “Había cuatro, y solo él está en esto. La señora Patricia Ballivián, que fue secretaria de la comisión, debería ser investigada”, dijo.



En entrevista realizada a la comisión parlamentaria en julio del año pasado, Patricia Ballivián dijo que fue secretaria de esa comisión porque era gerenta administrativa de caminos.

“Solo revisaba la documentación administrativa y legal junto a la asesora legal, y que fue una carretera instruida por decreto supremo del entonces presidente Carlos Mesa”, dice el documento.

Aseveró que recibió instrucciones de hacer un pliego distinto a la norma de contratación porque era con financiamiento brasileño y que no cumplía con la condición de concesionalidad e información al Gobierno.

Con Landívar la justicia fue implacable. Nada convenció a la jueza Melina Lima Nina para permitir que se defienda en libertad. La defensa presentó los autos supremos que se dictaron para los casos de ENFE Y Focas, en específico para el líder de UN, Samuel Doria Medina, “a quien por razones de la edad no le pusieron ni arraigo. “La jueza nos dijo que eso aplicaba solo en caso de delitos comunes, y no en delitos de corrupción pública. Por eso lo mandó a la cárcel”,explicó la abogada Audalia Zurita.



Luego, la defensa presentó un certificado médico que confirmaba que Landívar fue intervenido quirúrgicamente por cáncer de piel, presión alta y diabetes. “La jueza nos dijo que tomó en cuenta todo aquello y por eso decidió que la detención preventiva se realice en Palmasola, y no en La Paz”.