BOLIVIA

Canes antidroga desarrollan un olfato 400 veces más sensible que el ser humano 


La Fuerza Especial de Lucha Contra el Narcotráfico (Felcn) rendirá este viernes un homenaje especial a los perros antidroga que trabajan con los uniformados. Suman aproximadamente 100 en el país desde su creación en 2001.

 


Canes reciben instrucción en el Centro de Adiestramiento de Canes Detectores de Droga (CACDD). Foto Felcn
Escuchar el artículo   Publicidad Pausar Lectura

15/08/2019

La Fuerza Especial de Lucha Contra el Narcotráfico (Felcn) rendidrá este viernes un homenaje especial a los canes antidroga, que desarrollan un olfato 400 veces más sensible que un ser humano, y que se constituyen en actores importantes de la lucha contra ese flagelo.

Odre, un labrador adiestrado de cuatro años, es uno de los perros que desarrolló una sensibilidad olfativa 400 veces superior a la del ser humano para detectar estupefacientes en aeropuertos y terminales de autobuses, según fuentes institucionales.

Como él, otros 70 perros "incorruptibles" reciben instrucción en el Centro de Adiestramiento de Canes Detectores de Droga (CACDD), que está en El Paso, Cochabamba, entre ellos, 27 cachorros que están por formar parte de los K9, que logran adquirir ese olfato antidroga.



Además de los cachorros, hay otros 25 canes de las razas pastor belga malinois, labrador y pastor alemán que están recibiendo entrenamiento intensivo y los 18 restantes esperan tener un guía, un agente humano con el que formarán una dupla contra el crimen organizado.

"Un guía con su perro es el equipo que nos aminora la búsqueda y nos da mayor certeza", afirmó Jürgen Corrales Ledezma, Jefe Nacional de Canes de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Narcotráfico (Felcn) al explicar que hay 100 duplas trabajando en todo país.

"Los canes tienen entre 300 y 400 millones de células olfativas, pero hay que estimularlas. Esto en comparación con la de los humanos que apenas tienen cinco millones; ellos tienen el olfato bastante fino, el cual se agudiza en nuestra escuela de canes", remarcó.

El CACDD es parte de la Felcn y está activo desde 2001; en 2015, ese centro recibió un respaldo en equipos e infraestructura de la Unión Europea, que fue canalizado por la Secretaría de Coordinación del Consejo Nacional de Lucha Contra el Tráfico Ilícito de Drogas (SC-Conaltid).  



Ese apoyo se tradujo también en la adquisición de 16 perros de raza que fueron traídos desde España.  

Los actuales integrantes del CACDD son ya descendientes de esa camada, tomando en cuenta que un can antidroga trabaja normalmente durante ocho años antes de pasar a la jubilación.  

"Este apoyo fue clave para fortalecer las capacidades de nuestra fuerza antidroga; es además un ejemplo con resultados de la cooperación interinstitucional en materia de interdicción", subrayó el coordinador de la SC-Conaltid, Sabino Mendoza.

"Hay el mito de que les damos drogas para que vayan a buscar drogas; eso es completamente falso", explicó por su parte el capitán Ariel Rojas Gonzales, jefe del curso K9 y reveló que los entrenadores estimulan a sus alumnos con juegos, además de una alimentación equilibrada.  

Remarcó que los entrenamientos se hacen en base a juegos. "Haces algo bueno y te premio, haces algo malo y restrinjo algún placer que el can tiene; permitiendo formar a los futuros ejemplares caninos", complementó el capitán Juan Israel Cossío, responsable de la maternidad y crianza del CACDD.



En el caso de Odre, dijo que estaba para el descarte porque no reunía las condiciones para la detección de drogas, pero a través de la perseverancia; de darle comida, de estimularle se convirtió en un efectivo can antidroga.

"Odre, como el resto de sus camaradas, es incorruptible; porque siempre indicará el lugar de donde proviene el aroma de alguna sustancia ilícita, ya que es adiestrado para ese fin desde que es cachorro", puntualizó emocionado su instructor, el cabo Cáceres.

Según la tradición, en la festividad de "San Roque", que se celebra el 16 de agosto, se ofrece una misa en el Centro de Adiestramiento.

"Les hacemos una comida especial para demostrarles el cariño que tenemos por ellos, donde cada uno de los instructores trae un pollo, para preparar una sopita con arroz mezclado con un poco de sus grajeas", explicó el Jefe Nacional de Canes, Jürgen Corrales.  



 




En esta nota