BOLIVIA

Bartolinas y dirigentes del MAS copan el Legislativo, son el 91,1%


Los opositores afirman que el MAS y la cúpula del Gobierno utilizan a los dirigentes para aferrarse al poder. Los dirigentes del oficialismo afirman que están en crecimiento y que seguirán apoyando el proceso


Las bartolinas ocupan el 32% de los escaños en la bancada parlamentaria del oficialismo | APG
Escuchar el artículo   Publicidad Pausar Lectura

18/02/2019

Aunque no tienen presencia significativa en el Ejecutivo, los dirigentes de las organizaciones que respaldan al MAS se aseguraron la presencia en el Legislativo, donde cuentan con el 90% de los espacios disponibles. La Confederación de Mujeres Campesinas Bartolina Sisa es la más beneficiada, pues 33 de sus dirigentas figuran entre legisladoras suplentes y titulares.

Según la revisión de la lista del Órgano Legislativo, las bartolinas ocupan el 32% de los curules que pertenecen a la bancada parlamentaria del MAS, la mayoría es suplente.

De acuerdo con el directorio de la Asamblea Legislativa 2015- 2020, las dirigentas de las bartolinas accedieron desde todos los departamentos, pero Potosí es la región que más dirigentes logró incorporar en el Parlamento, pues alcanzó nueve escaños entre titulares y suplentes.



La máxima dirigente de esta organización, Segundina Flores, admitió que cuentan con representantes de todo el país y que ellas se ganaron esos espacios gracias a la formación política que impartieron en todas las regionales.

“Las bartolinas somos fundadoras del instrumento político y aportamos con las hermanas que tienen formación, esa preparación se refleja en nuestra presencia en el Parlamento”, dijo Flores, y adelantó que para las elecciones de octubre ellas verán en las regionales si hay candidatas reelectas o se cambia a las actuales representantes. La decisión se tomará en consulta con sus bases.

Flores sin embargo, dijo que la actual ministra de Desarrollo Productivo, Nélida Sifuentes, no es parte de esta organización. El directorio refiere que el último cargo de Sifuentes fue el de secretaria general de la Federación Única de Pueblos Originarios de Chuquisaca.

Los dirigentes



Aunque los dirigentes varones tienen el 67,9% de presencia en el Legislativo, lo cierto es que vienen de distintos sectores, ya sea mineros, campesinos o dirigentes vecinales; ningún sector tiene una presencia tan numerosa como las bartolinas que son una “verdadera bancada”, afirman los propios parlamentarios masistas.

El segundo grupo, aunque mucho más reducido de presencia de mujeres es la organización Juana Azurduy de Padilla, que tiene solo cuatro legisladoras de todo el país.

Ni siquiera los mineros tienen tanta presencia; este grupo logró una representación de una decena de curules con el exejecutivo de la COB Pedro Montes, como máxima figura y lograron un espacio en el servicio diplomático a través del diputado Edmundo Polo, que se fue como embajador a Colombia.

La decena de escaños que ocupan los mineros se distribuye entre asalariados y cooperativistas, que usualmente son antagonistas pero en el Legislativo actúan al unísono de la voz oficialista.

A los barrios



El oficialismo recurrió en cuatro casos a dirigentes vecinales y no de organizaciones. Los datos revelan que en los casos de Santa Cruz, Beni, Pando y El Alto, los candidatos surgieron de los barrios, principalmente, como es el caso de los diputados Édgar Montaño, que viene del distrito 9, de la zona Sur; Isabel Miranda que fue dirigenta de La Ramada; Sabelio Estrada y Amparo Quezada, ambos del Plan 3.000; Marisol Lancea que se formó como dirigente del barrio 18 de Marzo. Otros figuran como representantes de pueblos cercanos, como Yapacaní en la provincia Ichilo.

Ese mismo fenómeno ocurrió en los departamentos orientales de Beni y Pando, además de El Alto, donde se mezclan dirigentes vecinales y de organizaciones, incluso de padres de familia de esa ciudad.

La escalera

Uno de los últimos dirigentes en dejar su cargo fue Feliciano Vegamonte, que era ejecutivo de la Confederación Sindical Única de Trabajadores Campesinos de Bolivia, y hasta hace dos semanas se desempeñaba como viceministro de Interculturalidad, dependiente del Ministerio de Culturas. Fue reemplazado por Rodolfo Machaca, otro exdirigente de la Csutcb.

Vegamonte afirmó que no le pidieron la renuncia sino que los campesinos practican la rotación. “Hice todo lo que está a nuestro alcance; ahora cuando nos toca descansar tenemos que ser obedientes y seguir trabajando para el fortalecimiento del proceso, se trata del ‘muyo’ que quiere decir de turno”, explicó la ex autoridad.

La diputada Concepción Ortiz, que accedió al Legislativo por los interculturales del norte de La Paz, dijo que no les molesta ocupar puestos de tercera línea porque este sector está en proceso de formación y que ellos, como campesinos, decidieron que los partidos que gobernaron Bolivia no van a regresar. “Antes ni siquiera esto teníamos, ellos (los candidatos) venían nos ofrecían todo y después nos olvidaban, en cambio ahora podemos acceder a estos cargos, no teníamos nada”.

El diputado Rafael Quispe, que fue parte del MAS en 2006, dijo que su expartido siempre utilizó a los indígenas y campesinos como lo hicieron los otros partidos y que en política siempre mandan los poderosos. Recordó que él fue electo en su comunidad y que por decisión de la cúpula del MAS, su escaño fue ocupado por René Ramos, cuyo mérito, según Quispe, el único de Ramos era ser chofer del presidente Evo Morales.

EN PASILLOS

GABINETE | El último gabinete de Gonzalo Sánchez de Lozada fue de 15 ministros; hoy el gabinete de Evo Morales tiene 20 ministerios en total.

LOS FUNCIONARIOS | Muchos exdiputados, ahora trabajan como directores de alguna entidad, estaban activos en el desastre de Los Yungas.

POCOS | Los partidos opositores tienen pocos dirigentes como diputados, uno de los pocos es el caso de María Calcina, diputada titular de UD. 

ANÁLISIS | El MAS se ha vuelto un partido cupular

Marcelo Silva, analista

El MAS, sin duda alguna, es una estructura altamente corporativa, es decir, no es un partido político al estilo tradicional y clásico sino es un partido que tiene su sostén básico en las organizaciones y los sindicatos que lo apoyan.

Sin embargo, la existencia de una cúpula política partidaria, burócrata no es excluyente del MAS porque se ha logrado hacer una especie de pacto, que consiste en que esta élite política, burócrata, técnica, administrativa, generalmente proviene de sectores intelectuales y cla-ses medias.

Establecen la cercanía al presidente y están destinados a ocupar los cargos más preeminentes en el ámbito del Ejecutivo, llámese ministerios y viceministerios, al parecer esta cúpula es de muy cercano pero muy cercano asesoramiento político y técnico al presidente.

Si analizamos el gabinete, veremos que cada vez la presencia de dirigentes campesinos y mujeres, dirigentes sindicales ha menguado considerablemente. En un principio había una presencia indígena y de dirigentes de una importancia intermedia, pero hoy esa presencia ha menguado de manera nítida. Tenemos a personas como Carlos Romero, Juan Ramón Quintana, Luis Arce Catacora o Roberto Aguilar que tienen un perfil técnico, burócrata, político, cupular del MAS.

Si hacemos una revisión de los viceministerios nos vamos a encontrar con cargos que van rotando en función de esta gente de estos burócratas cupulares, podemos ver casos muy obvios de exministros hoy viceministros y pareciera que hubiera ausencia de cuadros, lo que no es cierto; el MAS se ha convertido en un partido cupular como eran los otros partidos tradicionales.



 




En esta nota