INFORME

Así se realizó el segundo robo al Banco Unión


El exjefe de operaciones desvió cinco veces dinero que estaba destinado a cajeros

La agencia de la población de Desaguadero continúa con sus actividades normales I Foto: Baldo Ramallo.
Escuchar el artículo Pausar Lectura

17/05/2018

Julio César R. B. desvió en cinco oportunidades recursos que estaban dirigidos a cajeros del Banco Unión. El exjefe de operaciones en la agencia de Desaguadero comenzó el desfalco en septiembre de 2015 y fue denunciado por la misma entidad financiera el 15 de mayo de esta gestión.

"Esa persona fingía , simulaba, mentía, diciendo que el dinero de los cajeros se había agotado, producto de ello solicitaba más montos y al entregarle esas sumas, este señor procedía solo a depositar tres o cuatro billetes, cuando los cajeros todavía tenían dinero", aseveró este jueves en conferencia de prensa el fiscal de Distrito de La Paz, Edwin Blanco.

Conoce más: 

Detalló que la denuncia fue realizada por la misma institución financiera, tras la realización de una auditoría especial que concluyó el martes de la pasada semana. Los montos que solicitaba para los cajeros oscilaban entre 474.000, 489.000 y 491.000 bolivianos; de los cuales introducía parte a los cajeros y se apropiaba del resto.

Video de la explicación del fiscal: 

Video: Miguel Melendres

"De acuerdo a la investigación, no solo se colectaron indicios en cuanto a declaraciones. En cinco oportunidades se realizó este desfalco, el 19 de septiembre de 2015, el 18 de octubre de 2016, el 29 de diciembre de 2016, el 13 ade abril de 2017 y el 19 de junio de 2017", explicó el investigador.

Lea también: 

Blanco manifestó que se allanó el domicilio del exjefe de operaciones, además de un negocio que tenía para el comercio de artículos para bebés. Actualmente es imputado por delitos financieros, se revisas sus cuentas bancarias y se anticipa que se agravará la situación jurídica.

Versión del Gobierno: 

Mario Guillen, ministro de Economía, afirmó que se detectó la sustracción irregular de 1,6 millones de bolivianos del Banco Unión en Desaguadero, por las medidas de seguridad y auditorías que realiza la nueva administración de esa firma estatal después del desfalco de Juan Pari en septiembre de 2017.

"Lo que se está haciendo ahora es generar los mecanismos (de seguridad) para que este tipo de cosas no vayan pasando (...) Mientras exista la participación humana va haber alguien que genere o empiece a burlar controles, eso siempre hay que ir minimizando", agregó.

Puedes ver:

 



 




En esta nota