BOLIVIA

Aprueban una ley para aplicaciones pacíficas de la tecnología nuclear


La actividades privadas y públicas en el campo serán reguladas bajo procedimientos definidos por organismos internacionales. También contempla su exportación


La norma regulará las actividades públicas y privadas en ese campo I Foto: Diputados.
Escuchar el artículo   Publicidad Pausar Lectura

08/05/2019

El proyecto de “Ley Para Aplicaciones Pacíficas de la Tecnología Nuclear” fue aprobado, en grande y detalle, por la Cámara de Diputados de la Asamblea Legislativa Plurinacional (ALP).

La norma tiene por objeto establecer, en el marco legal, las aplicaciones pacíficas de la tecnología nuclear para contribuir al desarrollo científico, económico y social, asimismo busca regular, controlar y fiscalizar todas las instalaciones y actividades que involucren este tipo de aplicaciones.

“Hemos aprobado la primera norma en Bolivia con estas características, donde se establece procedimientos para la exportación de material radioactivo, establece garantías para fiscalizar y controlar la actividad nuclear, es una norma fundamentalmente para proteger el medio ambiente en nuestro país”, dijo el presidente de la Cámara de Diputados, Víctor Borda.  



El proyecto tendrá su ámbito de aplicación en todas la actividades o instalaciones que involucren en la tecnología nuclear, como los ciclotrones (medicina), plantas de irradiación gama (industria y agricultura), reactor de investigación (ciencia y tecnología).

En su exposición, el ministro de energías, Rafael Alarcón, explicó que la norma es básicamente para que las entidades públicas o privadas que hacen uso de esa tecnología sean reguladas bajo procedimientos establecidos por organismos internacionales de energía atómica.

La propuesta cuenta con sesenta y ocho artículos, tres disposiciones adicionales, tres transitorias, dos finales y una abrogatoria y derogatoria. Tras su aprobación, el mismo fue derivado a la Cámara de Senadores para su respectiva consideración. 

Conoce más sobre el tema:





 




En esta nota