POLÍTICA

Adolfo Chávez tendrá participación en Sucre


En la Cidob creen que se atribuye la representación ante la Coica. El exdirigente dice que tiene una agenda que cumplir


El exdirigente de la Cidob Adolfo Chávez muestra la credencial que lo acredita en la Coica
Escuchar el artículo   Publicidad Pausar Lectura

13/02/2019

Después de tres años y tres meses, Adolfo Chávez retornó ayer al país en representación de la Coordinadora de las Organizaciones Indígenas de la Cuenca del Amazonas (Coica). Participará de una reunión con la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), en Sucre.

Respecto a la protesta ciudadana en defensa del 21-F, dijo que espera que la Cidob orgánica y las plataformas ciudadanas sostengan una reunión, antes de que la Coica se reúna con los delegados para fijar su posición, a fin de actuar como coadyuvante del reclamo de los indígenas del país.

El exdirigente de la Confederación de Pueblos Indígenas de Bolivia salió del país el 12 de noviembre de 2015 para asistir a la conferencia del Cambio Climático en París y se quedó, luego de que se emitiera una orden de aprehensión en su contra, con arraigo y de declaratoria en rebeldía, por no acudir a prestar sus declaraciones dentro del proceso judicial del caso fondo indígena. Lo investigan por la transferencia de Bs 902.008 en favor de la Cidob en la gestión 2010-2011.

“En mi ausencia hicieron una audiencia, sabiendo que yo estaba en París denunciando al Gobierno boliviano, mientras aquí los jueces me declararon en rebeldía, por eso en la Coica decidieron que me quede”, remarcó. Ahora reside en Ecuador, donde volverá el jueves 21 de febrero.

Desde Santa Cruz, antes de pasar a Sucre, explicó que se animó a pisar suelo boliviano amparado en una sentencia que deja sin efecto la orden de aprehensión y puede asumir defensa en idioma tacana. “Vuelvo a Bolivia sabiendo el alto riesgo, porque aquí no se respetan los derechos humanos, el derecho a defenderse en libertad y en nuestro idioma”.

Lo desconocen

Se conoció que hoy se pronunciarán los miembros de la Cidob, dirigida por Pedro Vare, porque creen que Chávez se está arrogando una representación que no le corresponde, porque ya no es dirigente de la organización.

Por su lado, Chávez manifestó que su regreso temporal se enmarca en una representación ante la CIDH. “Vengo a cumplir una agenda y, de paso, a ver a nuestros hermanos que siguen en la resistencia, como es la Cidob orgánica”, apuntó.

Explicó que su rol será ver el tema de derechos humanos. “Tenemos la ventaja de ingresar directamente a dialogar con los miembros de la CIDH”.

Adelantó que en Sucre harán una invitación formal para que la Coica, con los nueve presidentes de los países miembros, más el directorio, acuda a San José de Costa Rica para debatir temas profundos, entre ellos por qué tarda tanto en dar respuesta. Chávez deduce que eso se debe a que los Estados hacen un aporte para que estas autoridades funcionen, por lo que sugieren que se cambie esa estructura.