BOLIVIA

Activistas del 'Bolivia dijo No' anuncian viaje a Potosí para el 6 de agosto


El presidente anunció que los actos oficiales serán en la Villa Imperial. Opositores esperan que el Comité Cívico potosinista y otras organizaciones protagonicen protestas

En pasados días los grupos ciudadanos exigieron audiencia al Tribunal Electoral I Foto: APG Noticias.
Escuchar el artículo Pausar Lectura

25/06/2018

El presidente Evo Morales anunció que los actos centrales por la fundación de Bolivia, el 6 de agosto, se desarrollarán en Potosí y activistas del colectivo 'Bolivia dijo No' anticipan su traslado a esa región para protagonizar protestas para que se respeten los resultados del 21F.

"Hemos decidido que este año, la Asamblea Legislativa Plurinacional, va a sesionar en Potosí por el aniversario de Bolivia. Vamos a rendir homenaje a nuestra patria desde aquí, recordaremos las luchas del pueblo a lo largo de nuestra historia, rendiremos homenaje a nuestros héroes", anticipó ayer en su cuenta en Twitter el jefe de Estado.

Conoce más: 

Esta jornada integrantes de los agrupaciones ciudadanas anunciaron desde plaza Murillo que se trasladarán hasta esa región del país para protestar y esperan que el Comité Cívico potosinista y otras instancias también se sumen para exigir respeto a los resultados de la consulta ciudadana de 2016.

También se anticipa para los próximos días un encuentro en Cochabamba de los representantes de esos grupos para diseñar una estrategia de movilización, que será más intensa tomando en cuenta que la próxima gestión tendrán lugar las elecciones generales.

Lea también: 

"Nosotros no somos mentirosos ni vende patrias, estamos pidiendo que se respete la democracia, el voto y la institucionalidad. Donde vaya el presidente y el vicepresidente vamos a estar presentes y le gritaremos que Bolivia dijo NO a su repostulación", dijo Beto Astorga líder de la plataforma Otra Izquierda es Posible (OIP).

La ministra de Comunicación, Gisela López, sostuvo hace días que son 10 o 20 personas "pagadas" quienes "hostigan" a autoridades en espacios públicos, atribuyendo esa estrategia a prácticas vistas en Argentina.



 




En esta nota